30 de diciembre de 2009

EL ÚLTIMO HUMO DEL 2009



El inglés, que tiene el gran objetivo de estar en su cuarto Mundial, confesó que lloró "de emoción" cuando al Milan le tocó el United en la Champions. "Será una noche especial. El día del sorteo lloré de la emoción, tendré la oportunidad de jugar contra el club en el que desde niño siempre quise jugar. Será una noche de emociones fuertes, pero quiero vencer y pasar", sentenció.


Fuente: "Diario Marca"



FELIZ 2010