26 de septiembre de 2010

APERTURA 2010: TIENE QUE REACCIONAR

Por Matías Antonelli


Olimpo volvió a perder, esta vez ante Vélez, por 3 a 0, y acumula cuatro derrotas consecutivas,para peor en los últimos tres partidos le marcaron nueve goles y el aurinegro solo anoto dos.

Ante un flojo desempeño de los defensores se le sumó una mala actuación de Laureano Tombolini, que regaló el primer palo en el primer gol marcado por Martínez, y tuvo una floja respuesta en el segundo tanto que anotó Moralez. El pleito lo cerró Domínguez.

A los dirigidos por De Felippe no les sale nada, intentaron plantear un partido cerrado, intentando sacarle la pelota a los dueños de casa y a partir de eso intentar desplegar su estilo de juego con el manejo de la pelota al ras del piso, pero no contaron con que Vélez es un gran equipo que sabe a los que juega, y no es un San Lorenzo que hace todo con esfuerzo, se encontró con una dupla delantera que es muy peligrosa, la vuelta de un Moralez que cada vez que enfrenta a Olimpo tiene un gran desempeño.

Encima al mal funcionamiento del equipo se están sumando fallos arbitrales groseros, pasó en el partido frente al “ciclón”, y ahora con Velez el árbitro Faraoni no vio una mano de Silva en el primer tanto, las amarillas son discutibles, pero los malos fallos se dan en las aperturas de los marcadores, y ahí es cuando Olimpo no encuentra reacción.

Es hora de dar vuelta la página y empezar a sumar puntos, tanto de local como de visitante, la reacción debe ser inmediata, quedan 11 fechas en las cuales se debe pensar en sumar al menos 19 puntos más para llegar con más aire al torneo clausura.

1 comentario:

Jugada Preparada dijo...

Matías, es mas que cierto lo que decís. Para quedarse en primera Olimpo desde el vamos tiene que hacer una gran campaña, no puede especular. Tiene que jugar para salir campeón, no para quedarse en primera. Solo así se mantendrá, como en su momento hicieron Tigre, Godoy Cruz y Huracán, por ejemplo. Además, puede aprovechar los últimos malos torneos de Gimnasia y River entre otros.

Un Saludo

Dan Hojman