29 de septiembre de 2010

NFL: TRES SEMANAS DESPUÉS...

Por Santiago Ludueña


Vuelvo con todo sobre la NFL. Con la obligación de hacer un trabajo a tiempo, sí, pero con las mismas ganas de siempre. Antes que nada, les pido disculpas por la tardanza. Considerando esto, me propuse hacer un refrito sobre lo sucedido en la fecha 2

Escenas del capítulo anterior

Green Bay humilló a Buffalo. Los Bengals vencieron a Baltimore a pesar de no haber hecho touchdown alguno, Tampa Bay se aprovechó de la débil Carolina, Kansas City sufrió, pero se llevó la victoria ante Cleveland, la ofensiva de Pittsburgh se equivocó menos que la de Tennessee y ganó, Dallas y Minnesota entraban en crisis tras perder de local con Chicago y Miami respectivamente, Atlanta aplastó a Arizona, las victorias de Philadelphia y Houston frente a Detroit y Washington respectivamente fueron partidazos que, si Veinticinco le dedicase un espacio a la NFL, estaría en el ranking de los 25 mejores partidos de la temporada, Denver venció a Seattle, Oakland a St. Louis, San Diego a Jacksonville, Peyton (Colts) venció a Eli (Giants) en el “Manning Bowl”, con un segundo cuarto fantástico, los Jets despacharon a New England, y los campelones New Orleans sudó la gota gorda frente a San Francisco. (Dato de color: hubo 6 partidos entre un equipo que ganó en el debut, y otro que perdió; y en ellos ganaron los que habían sido vencidos 7 días antes)

Ahora sí, vamos a lo sucedido con esta semana

Incendios sofocados (por ahora)

Los Cowboys y los Vikings pudieron ganar por primera vez en la temporada. Dallas se llevó el derby texano ante unos desconocidos Texans, a los cuales no les salió nada. Esta vez, ni la ofensiva terrestre (que funcionó en el debut; aunque hubo unos chispazos de Foster) ni la aérea (que salvó las papas en la fecha anterior) estuvieron presentes, y eso, sumado a los problemas en la defensiva, fue clave para que Houston perdiese el invicto. En tanto que Minnesota sufrió un poco más: fue 24 a 10 ante los Lions, con los cuales definieron en la parte final del partido, y con un Adrian Peterson inspirado, casi haciendo que no se noten los problemas de Brett Favre (tranquilamente, el Riquelme de la NFL en muchos sentidos, tanto buenos como los otros). Los dos tendrán fecha libre la próxima semana. Ideal para ordenar la casa.

Los inesperados

Ni el más optimista de los Chiefs, ni el más pesimista de los 49ers, pensaba que el presente iba a ser así. Kansas City lidera momentáneamente la AFC Oeste (ojota que faltan 13 partidos), y aún no conoce la derrota, mientras que San Francisco es cola en el Oeste, pero de la NFC, sin conocer la victoria. El 31 a 10 por parte de los locales dejó como figura a Matt Casell, quien 2 años atrás tuvo la durísima tarea de reemplazar a Tom Brady en New England (trabajo que, más allá de la no clasificación a play-offs, fue cumplido con dignidad), e hizo 3 TDs y apenas 1 intercepción. El panorama futuro también es dispar: los Chiefs descansarán, mientras que los Niners tendrán una visita de riesgo a Atlanta.

Cuando vuelva Roethlisberger…

… agarrate Catalina (y no solo Dlugi). Nadie pensó que Pittsburgh iba a estar en una situación como ésta. Porque, aún con un solo QB (Charlie Batch; tanto Dennis Dixon como Byron Leftwich están lesionados), son capaces de ganar. Ojo: tienen a una muy buena defensa, liderada por el pelilargo Troy Polamalu, que apenas permitió 2 TDs en tres partidos (33 puntos en total). Pero igual, es un muy buen momento para los más campeones del Super Bowl. Yendo al partido en sí, fue 38 a 13 a los Buccaneers, quienes estaban invictos (aunque, nobleza obliga, venció a equipos débiles, como los Browns y los Panthers). Buen partido de Batch (3 TD y 2 Int) y de Rashard Mendenhall (143 yardas acarreadas y 1 TD). En dos partidos, se dará el regreso del Big Ben.

Leña del árbol caido

Tanto Baltimore como Cincinnati aprovecharon los malos momentos de Cleveland y de Carolina, respectivamente, quienes todavía no conocieron la victoria. En los Ravens, que ganaron 24 a 17 (más allá de la victoria, hay que reconocer que sufrieron), se destacó Anquan Boldin, con 3 recepciones de Touchdown. Mientras que en los Bengals no hubo ninguno que sobresalió por sobre los demás.

Si hay alguien que no quiero ser, ese es Janikowski

Mal día para el pateador de los Oakland Raiders (y casi jugador de Boca Juniors) Sebastián Janikowski: El polaco falló 3 goles de campo (uno de ellos, sobre el final) en la derrota de su equipo por 24 a 23 frente a los Cardinals. Si el programa de Fantino hubiese sido uno partidario de Oakland, Sebas hubiese sido poco menos que el Anticristo (?). Por otra parte, Tom Cable se decidió finalmente por Bruce Gradkowski como QB titular, relegando así a Jason Campbell, y tuvo una actuación discreta. Derek Anderson, a pesar de no recibir una buena calificación de los fans, aportó para Arizona 2 TDs y 1 intercepción.

¿Alerta roja en la capital?

Después de una victoria ante Dallas, y una derrota convincente ante Houston, parecía que iba a ser una victoria no tan complicada para los Redskins. Pero St. Louis sorprendió y fue el ganador del partido. El 30 a 16 fue la primera victoria de Sam Bradford (1 TD y 1 Int) como profesional. Yendo a Washington, esta caida, a diferencia de la anterior, es para preocuparse. Tendrán que mejorar para el duelo ante Philadelphia, sino…

Este es el show

Se produjeron dos buenos duelos en la AFC Este:

-Si podemos definir el partido entre los Bills y los Patriots, diríamos que Buffalo jugó como nunca, pero perdió como siempre: New England ganó por 38 a 30. Otra vez funcionó el tándem Tom Brady-Randy Moss (2 touchdowns aéreos; además Tom metió un pase de anotación más). Pero, por el otro lado, hay que destacar el partido de CJ Spiller, que hizo 2 TDs: Uno tras un pase de Fitzpatrick (quién hizo otro pase más, y también dos intercepciones –una de ellas sobre el final-), y otro regresando una patada de saque. Lo de Buffalo, ¿es síntoma de evolución o simplemente un paréntesis?

-En el clásico entre Miami y Jets, los neoyorquinos se quedaron con la victoria por 31 a 23, con un Mark Sánchez que se parece cada vez más al que mostró buen nivel en la postemporada, que el que hacía sus primeras armas en la NFL, cuando muchos de sus pases fueron interceptados. El partido comenzó 14 a 0 para los Jets, luego, los Dolphins lo dieron vuelta con dos TDs, y un gol de campo, siguió todo palo por palo, hasta llegar al marcador final. Sánchez hizo 3 pases de TD, y ninguna intercepción. Con este resultado, Miami perdió el invicto.

Si los Packers hubiesen sido menos indisciplinados…

… hubiesen ganado el clásico contra los Bears. A pesar de la buena actuación de Aaron Rodgers, las faltas que cometieron (18 para 152 yardas) fueron determinantes para el trámite del partido (de hecho, le anularon dos intercepciones por faltas bien cobradas). El partido se resolvió con un gol de campo de Gould, que determinó el 20-17 final, la conservación del invicto de Chicago, y el enojo de Santiago Bilinkis, el argento más fana de los Packers.

Primera derrota del campeón (otro partido candidato al 25)

Los New Orleans Saints perdieron por primera vez en el año. La ausencia de Reggie Bush por lesión, el no muy buen día de Drew Brees (a pesar de sus 3 pases de TD, fue interceptado 2 veces), y un gol de campo errado de Hartley que pudo haberle significado el triunfo fueron determinantes para la victoria en tiempo extra de Atlanta por 27 a 24. En los Falcons, Matt Ryan hizo 2 pases de TD.

Partidos desequilibrantes

¿Por qué? Porque se enfrentaron varios equipos que llegaban con récord de 1-1. Estos partidos son:

-Los Titans se aprovecharon de la paupérrima defensa de los Giants con una inspirada actuación de Chris Johnson, quién hizo 2 TD terrestres y 125 yardas.

-Michael Vick quiere seguir escribiendo capítulos positivos de su película, ya que con 3 pases de TD, fue determinante para que sus Eagles venciésen a los Jaguars por 28 a 3.

-Otra vez ganó Indianápolis, y otra vez de la mano de Peyton Manning, sin dudas el ancho de espadas del equipo, quién hizo 3 pases de TD. Fue 27 a 13 ante los Broncos.

-El Qwest Field es una fortaleza para los Seahawks, ya que vencieron a los siempre difíciles Chargers por 28 a 20 (hace 2 semanas humillaron a los 49ers). Gran parte de la victoria se dio gracias a dos regresos de patada para TD de Leon Washington.

Tema de la semana: Una segunda oportunidad

En 2007 Michael Vick vivió su peor momento, cuando era una de las estrellas de Atlanta Falcons. Lo hallaron culpable por organizar, promover, y levantar apuestas de riñas de perros, y fue encarcelado por más de un año. En 2009 lo liberaron. Teniendo en cuenta la “mano dura” del comisionado Roger Goodell, era poco probable que iba a regresar a la NFL. De hecho, muchos lo veían en la UFL, la liga que “compite” (o al menos lo intenta) con la principal. Pero Philadelphia Eagles le da la segunda oportunidad. Y evidentemente, Vick se la tomó en serio. Aunque la tenía difícil, porque adelante estaban Donovan McNabb y Kevin Kolb en las preferencias del entrenador Andy Reid.

No obstante, el destino le dio una gran mano: McNabb se fue a Washington, y Kolb, quien era el titular, se lesionó en el partido contra Green Bay. Y allí, Vick empezó a construir su reivindicación. Quiere volver a ser aquel QB que brilló en Atlanta, en donde construyó su fama de “Mariscal de campo corredor” (fama que tuvieron, entre otros, Steve Young y Fran Tarkenton). Quiere borrar la mala imagen que tiene (es el deportista más odiado en Estados Unidos –creo que es un país muy moralista, al revés que con nosotros (caso Maradona)-). Y por el momento, lo está logrando: en los dos partidos que jugó, corrió nada menos que 140 yardas, pasó para 3 TD y todavía no le interceptaron algún pase. La semana pasada estuvo en boca de todos. Porque Kolb se recuperó, y Reid, viendo la buena performance de Mike, estaba evaluando a quien dejar como titular. Pero ganó la pulseada y estuvo contra los Jaguars, donde jugó un partidazo. Ahora le llega una prueba difícil, que es el partido contra los Redskins, donde juega su ex compañero McNabb. Todos saben si sigue así no se descarta que termine siendo el titular. Y no quiere tirar nada por la borda, ya sea dentro o fuera de la cancha.

Próxima fecha

No voy a decir toda la fecha, porque terminará siendo tedioso. Sí así los duelos destacados. Hay muchos divisionales, como Bills-Jets, Browns-Bengals, Steelers-Ravens, Packers-Lions, Saints-Panthers, Rams-Seahawks (éstos, el domingo a las 14), Jaguars-Colts y Eagles-Redskins (el mismo domingo pero pasadas las 17). Los televisados de Domingo y Lunes por la Noche por ESPN (serán pasadas las 21) van a ser: Giants-Bears (Dom) y Dolphins-Patriots (Lun).

Hasta la próxima semana, si Dios quiere.

No hay comentarios: