17 de noviembre de 2010

MESSI Y UNA MOCHILA CADA VEZ MAS LIVIANA

Que es un pecho frío, que mete goles en el Barcelona, que nunca rinde en la selección, que no metió un gol en todo el mundial pasado, que no va a ser como Maradona y que no siente la camiseta.

Con esos estigmas y mil cosas más Lionel Messi sale a la cancha a defender los colores albicelestes para, de una vez por todas, acallar las voces que lo ensordecen cuando no juega un partido 10 puntos.

La selección de Checho Batista le ganó a Brasil por 1 a 0 con gol de la pulga cuando el partido se acababa y solo quedaban dos minutos de juego. ¿Sirve la victoria?. Siempre es bueno ganarle a Brasil, juegue donde se juegue, por un mundial, por cualquier copa o, como en este caso, en un amistoso.

Los 1,2 millones de dolares que entraron para la A.F.A fueron la razón principal del periplo hacia medio Oriente (primera vez de un Argentina - Brasil en ese continente), además del debut oficial de Sergio Batista al frente del seleccionado.

El tándem Messi, Pastore y Di María fue de lo mas interesante que mostró el combinado nacional, en ese trío hay gran parte de las esperanzas mirando el futuro del fútbol argentino.

Batista se afirma, mira el horizonte y la Copa América asoma como la primera prueba fuerte. Hay un grupo que lo acompaña y por ahora no necesita a Piñon Fijo, Messi regala sonrisas.




1 comentario:

pol-art dijo...

todos los pelotudos que le decian pecho frio i "gallego"
que la sigan chupando!
dew