22 de noviembre de 2010

UN "MARAVILLOSO" NOCAUT

Por Gastón del Torto

El púgil argentino, Sergio “Maravilla” Martínez, actual campeón del mundo mediano del Consejo Mundial de Boxeo (también de la Organización Mundial de Boxeo), retuvo su título, ayer en el Boardwalk Hall de Atlantic City, tras vencer al estadounidense Paul Williams con un tremendo nocaut en el segundo round, en lo que fue la revancha de la pelea realizada en diciembre del año pasado donde el norteamericano lo derrotó por puntos en una decisión injusta y localista.

A los 35 años, Martínez sigue dando claras de que está al nivel de los mejores en la categoría. El encuentro comenzó muy parejo, con buenas manos por ambas partes, incluso con un gran cross de zurda del argentino que Williams pareció ni sentir. La segunda vuelta aparentaba tener la misma paridad que la anterior pero al minuto, tras medirse por unos segundos, y cuando el local intentó atacar, Martínez conectó otro cross con izquierda que impactó directamente en la mandíbula del estadounidense que cayó desplomado al suelo. A primera vista pareció ser algo más serio que lo que finalmente fue. De esta manera, Sergio Gabriel Martínez cosechó su 46º victoria, 25 de ellas antes del límite y cumplió con lo prometido: “No me van a robar otra vez, lo voy a noquear rápido”.

Se sabía, antes de la pelea, que el ganador podría tener la chance de enfrentar, en el futuro, al americano Floyd Mayweather o al filipino Manny Pacquiao quien el pasado 13 de noviembre derrotó al mexicano Antonio Margarito, con respecto a esto Martínez declaró: “Quiero descansar y luego escuchar ofertas”.



No hay comentarios: