14 de diciembre de 2010

APERTURA 2010: PERDIÓ UNA FINAL

Por Matías Antonelli

Olimpo cayó como local en el Roberto Carminatti ante Quilmes, por 1-0 con gol de Danilo Gerlo, y dejó pasar la chance de terminar el torneo apertura con más de 1 en su promedio, y justo ante uno de los rivales directos en la lucha por no perder la categoría.

Ayer fue el vivo retrato de lo que fue el aurinegro a lo largo de este Apertura 2010, quedaron remarcados tantos sus virtudes como defectos, aunque estos últimos resaltaron más.

En principio volvió a sufrir un gol de cabeza, algo que se repitió a lo largo de todo el semestre y que nunca pudo ser mejorado por Olimpo, después se encontró con sus propias limitaciones, a la hora de definir las jugadas de riesgo que creó a lo largo de los 90´. Fallaron el paraguayo Bareiro, Furch, Salom, Rolle, jugadores que parecen tener la pólvora mojada.

Los dirigidos por De Felippe dejaron en claro que su posición en la tabla no iba a hacer cambiar su modo de jugar, con el manejo de la pelota por el piso, aunque ayer ante la desesperación y el resultado adverso se abusó del pelotazo y los centros. Tombolini volvió a ser el jugador destacado, tanto por su entrega como por sus participaciones cuando Olimpo estaba jugado en ataque, el uno siempre respondió.

De Quilmes queda poco por decir, se llevó demasiado premio. Los dirigidos por Leonardo Madelón consiguieron rápidamente el gol, de allí en más solo se dedicaron a defender, intentando conseguir ampliar el marcador con alguna contra, el arquero Galindez, aunque tuvo buenas intervenciones, se dedicó a hacer tiempo durante todo el partido, los jugadores de campo parecían haber tomado algo que producía mareos, en los últimos 30´estuvieron más caídos en el suelo que de pie, algo lamentable que se repite constantemente en el fútbol argentino.

El fantasma del descenso parece estar viviendo en Bahía Blanca, aunque por momentos pareciera ser un invitado de Olimpo, el conjunto aurinegro cosechó solo 18 puntos en 19 fechas, lo que lo dejó muy comprometido, aunque nada es imposible, quedan 19 finales, es momento de intentar traer a jugadores que puedan dar algo diferente a los que se encuentran en el plantel, y que logren terminar lo que este equipo pretende pero no puede reflejar en los resultados.



No hay comentarios: