4 de diciembre de 2010

LA LIGA SE MANTIENE INTACTA

Por Emmanuel Pollora / @emmanuelpollora

Tras la catastrófica humillación sufrida el pasado lunes ante el Barcelona, el Real Madrid necesitaba borrar la pálida imagen dada ante el conjunto de Lionel Messi y compañía y lo hizo en su estadio, superando por 2 a 0 al Valencia con dos goles de Cristiano Ronaldo. Este triunfo le permite a los Merengues seguir a dos unidades de los blaugranas.

Desde el comienzo, el clima fue bastante tenso. El recibimiento para los hombres de José Mourinho tuvo aplausos pero también bastantes silbidos. Esto pareció percibirse en los jugadores que entraron algo nerviosos e imprecisos. De hecho, tras un mal cierre de Pepe, Iker Casillas salvó, al minuto de juego, la primera caída de su arco tras una media vuelta de Roberto Soldado.

Durante los primeros 45’ lo del Madrid fue casi tan pobre como lo hecho ante el Barca. Apenas algunas maniobras individuales de Ángel Di María pero no mucho más.

El Valencia jugaba ordenado pero, más allá de un remate de Juan Mata que Casillas envió al córner, tampoco estuvo cerca de abrir el marcador. Las emociones llegarían sobre el final, cuando tras una gran pared entre Sami Khedira y Mesut Özil, el joven arquero Guaita y después Bruno en la línea, le ahogaron el grito de gol a Khedira. También hubo tiempo para que Cristiano Ronaldo estrellara, con el taco, el balón al poste luego de un centro de Özil.

Las noticias que llegaban desde Pamplona (Barcelona le había ganado al Osasuna por 3 a 0) impacientaban al público presente en el Santiago Bernabéu. Se habla mucho en el fútbol de “ganar, gustar y golear” pero en el equipo local, no había tiempo para lo segundo ni para lo tercero, había que obtener los tres puntos. Los futbolistas captaron este mensaje y en menos de diez minutos convirtieron en figura al portero Guaita. A los 47’ contuvo un remate del portugués Ronaldo, un minuto más tarde le adivinó las intenciones a Di María (la quiso picar) y le ganó el duelo mano a mano y por si era poco, mandó al córner un remate a quemarropa de Benzema. Sin embargo, esa necesidad de abrir el marcador, dejaba muy mal parado a los Merengues y el Valencia también tenía sus chances. Joaquín con una bolea que se fue por encima del travesaño y con un remate mordido que fue controlado por Casillas, puso en aprietos al local.

Los minutos pasaban y, mientras se escuchaba el clásico “esta tarde cueste lo que cueste…” desde las tribunas, el Valencia se quedó con diez jugadores por la expulsión de David Albelda, a los 65’, luego de interrumpir con la mano un ataque del Madrid. A partir de entonces, el encuentro se desvirtuó. El Valencia se fue conformando con la igualdad y el Madrid estaba cada vez más cerca de ganarlo. Fue así como a los 73’ Özil asistió a Ronaldo, quien con un disparo violento puso en ventaja al equipo de Mourinho. Los dirigidos por Unai Emery intentaron reaccionar pero Casillas evitó el empate tras un remate del argentino Alberto Tino Costa. Para colmo, el Madrid llegó al segundo. Tras un gran contraataque, Ronaldo, con bicicleta incluida, puso el definitivo 2 a 0.

El Real Madrid ganó los siete partidos disputados como local en la liga y se mantiene como escolta a dos puntos del Barcelona. Mientras tanto, el Valencia acumula cuatro encuentros sin éxitos jugando fuera de casa (3 derrotas y un empate). La próxima fecha el Real Madrid visitará al Zaragoza y el Valencia recibirá al Osasuna aunque primero deberán completar la fase de grupos de la UEFA Champions League ante el AJ Auxerre y ante el Manchester Unitedrespectivamente.



No hay comentarios: