16 de abril de 2011

UN EMPATE QUE FAVORECE AL BARCELONA

Por Emmanuel Pollora

Real Madrid y Barcelona quedaron a mano en el primero de la maratónica serie de cuatro enfrentamientos que disputarán en menos de 20 días. Fue 1 a 1 con goles desde el punto penal de Lionel Messi para el Barca y de Cristiano Ronaldo para los Merengues.

Lejos de parecerse al recordado 5 a 0 en el Camp Nou, la primera parte mostró un encuentro bastante estancado en la mitad del campo de juego. El Real Madrid se ajustó a lo que podía llegar a realizar su rival y sorprendentemente, el equipo de Josep Guardiola se mostró bastante impreciso.

Los de Mourinho inquietaban un poco más mediante algunos remates de larga distancia de Ronaldo y de Karim Benzema. Hubo que esperar a que apareciera Messi para encontrar la primera ocasión manifiesta de gol del Barcelona y del partido. Fue en el minuto 19’ cuando tras una gran asistencia de Andrés Iniesta, La Pulga quiso definir por encima del cuerpo de Iker Casillas pero el arquero adivinó las intenciones del argentino. El partido siguió sin tener un claro dominador y recién en el final se pudo haber abierto el marcador. A los 43’ Messi, se juntó con Iniesta y con David Villa, ingresó dentro del área y sacó el remate que encontró bien posicionado a Casillas. Dos minutos más tarde respondió el Madrid con una pelota parada. Tras el centro de Ángel Di María, Sergio Ramos la cabeceó hacia el centro del área y Adriano salvó en la línea un potente cabezazo de Ronaldo.

A los cinco minutos de haberse iniciado el complemento, llegó una jugada fatídica para los locales: Raúl Albiol derribó a Villa dentro del área, penal para el Barcelona y roja para el defensor. Penal que Messi cambió por gol y marcó su primer tanto ante un equipo de José Mourinho. A partir de entonces, con la ventaja en el marcador y con un hombre mas en la cancha, los de Guardiola comenzaron a manejar las acciones del juego pero les faltó mayor claridad en los últimos metros para sentenciar la historia. A los 61’ se juntaron Pedro y Xavi y este último sacó un remate que dio en el travesaño. Luego llegó el turno para Villa, que luego de una enorme jugado de Messi que fue apilando jugadores rivales en el camino, definió al cuerpo del guardameta.

Los locales parecían vencidos en todo sentido. No solo perdían el derby sino que también se quedaban sin ninguna chance de seguir peleando por la liga. Con pocas ideas pero con mucho empuje, el Madrid empezó a crear peligro para el arco de Víctor Valdés. Tras un pelotazo de Pepe, Di María le ganó en velocidad a Dani Alves, se metió dentro del área y sacó un remate que se fue desviado. Pero en el minuto 35, llegaría la gran polémica de la jornada. Alves y Marcelo se disputaban la pelota en el área y el del Barca, se arrojó al suelo, tocó la pelota, Marcelo se dejó caer y el árbitro César Muñiz Fernández sancionó penal. Esta vez fue Ronaldo quien lo cambió por gol y de esta manera le convirtió por primera vez al Barcelona. En el final se lo pudo llevar cualquiera: Villa no pudo con Casillas y Sami Khedira encontró bien parado a Valdes.

El Real Madrid acumula dos encuentros sin ganar como local en la liga (había perdido 1 a 0 ante Sporting Gijon) y lleva 3 sin ganarle al Barcelona en el Santiago Bernabéu (2-6, 0-2 y 1-1). El Barcelona, por su parte, mantiene la diferencia de 8 puntos sobre el rival de toda la vida y a falta de seis jornadas, se encamina a conseguir el tricampeonato. Todavía falta el duelo por la final de la Copa de Rey y también los dos correspondientes a la Champions League, pero hoy, el empate favoreció al Barca.

No hay comentarios: