28 de mayo de 2011

¿ES REALMENTE ESTE BARCELONA EL MEJOR EQUIPO DE LA HISTORIA?

Por Juan Cuccarse / @jcucca

Es algo que nunca vamos a saber definitivamente. Y digo esto porque, si decimos que si, estamos obviando lo que podría haber pasado si se enfrentaban este Barcelona con el Milán de Sacchi, por nombrar un equipo. Y así les quitaríamos méritos a equipos que tranquilamente, por el contexto que los rodeaba, quizás fueron mejores.

Por suerte, a lo largo de la historia del fútbol vimos equipos y selecciones que deslumbraron con su juego, y en su época fueron “lo mejor” que se podía ver. Pero justamente por eso, no podemos encasillar a un equipo en el presente como el mejor de la historia, puesto que no sabemos como jugaría ante esos equipos que deslumbraron en su momento.

Por ejemplo, ¿cómo jugaría este Barça contra el Real Madrid de Di Stefano? ¿Cómo jugaría contra “La Grande Inter” de Helenio Herrera? Es algo que nunca sabremos.

Pero si hay algo que definitivamente podemos afirmar, y sin temor a equivocarnos, es que este Barcelona de Pep Guardiola si es el mejor equipo de la actualidad.

Ver jugar a este conjunto blaugrana da gusto, y sin ir más lejos hoy lo demostraron: si bien el Manchester pudo doblegarlo los primeros 10 minutos, en cuanto el equipo español consiguió la pelota demostró porque cualquier calificativo le queda corto.

Bastaba ver como los jugadores se pasaban la pelota sin siquiera fijarse en la posición de sus compañeros para comprender el fútbol que Pep les impuso, y que ellos tan perfectamente pusieron en práctica. Obvio, pueden tener errores, pueden perder partidos. Ningún equipo es invencible, y eso se sabe; pero este Barcelona parece querer hacernos cambiar de opinión.

Por si fuera poco, es un Barcelona que no depende absoluta y exclusivamente de Messi para funcionar. Esto se debe a que no hay una sola figura, hay un equipo de figuras. Valdés, si bien no es un arquero que personalmente considere “espectacular”, demuestra seguridad, y sus errores no son tan frecuentes justamente porque tiene un equipo que colabora para que le lleguen poco.

Mascherano, que jugó la mayoría de su carrera como mediocampista central, nos demostró a todos que puede brindar muchísima seguridad como central, y esto se debe tanto a la seguridad que le brinda su equipo como a la confianza que Pep les inyecta a la hora de jugar.

Puedo analizar uno por uno los jugadores, y seguiríamos viendo que todos aportan su granito de arena para demostrarle al mundo del fútbol como se debe jugar este deporte, pero se haría muy extenso. Lo que busco con este análisis es demostrar que, tal como este Barcelona lo expone en la cancha, la mejor forma de jugar este deporte es en conjunto. Y es algo que, tranquilamente, podría ir dirigido para Mourinho, Cristiano y compañía.

Pep heredó de Rijkaard un equipo plasmado de figuras, lo reforzó, y le inculcó una enseñanza fundamental: la devoción por el toque y la posesión. Esa misma enseñanza, es la que hoy riega el conjunto barcelonista por los diferentes campos de juego, y que esperemos, se contagie para bien. Modificó el juego de Messi al punto que lo volvió no solo goleador sino también asistidor, primero llevándolo a largar más la pelota a sus compañeros y luego utilizándolo, desde esa final contra Manchester en Roma, como delantero central.

Pep, más allá de lo que diga cualquiera (Mourinho incluido), demuestra que es un gran entrenador. Y ese trabajo que hace con este conjunto, demuestra que, más allá de lo que se diga o lo que pase, este Barcelona es el mejor equipo de fútbol que hay en la actualidad.

No hay comentarios: