13 de junio de 2011

GRACIAS MARTÍN

Por Juan Cuccarese / @jcucca


Por la decimoctava fecha del Torneo Clausura 2011, Boca recibía a Banfield con un condimento emocional más grande que el mismo partido: Se retiraba de la Bombonera el máximo goleador Xeneize, Martín “el optimista del gol” Palermo.

Volvía Román a jugar, luego de varias fechas, y era otro condimento importante, pero que terminaría por ocupar espacio en la cancha y nada más.

Boca arrancaba atacando, con una volea de Monzón a los 9 que se iría alta. El partido mostraba a un Boca superior, que jugaba tocando, por abajo, prolijo; y a un Banfield que trataba de llegar al otro arco y no podía. A los 13, la oportunidad la tendría el Titán, con un fortísimo remate que Bologna podría salvar.

Boca dependía mucho del manejo del Pochi Chávez, ya que Riquelme no mostraba señales de vida en la cancha: pases defectuosos, dejó pasar varias pelotas, se mostró impreciso y hasta indiferente. A los 14, el mismo Pochi sacaría un buen remate desde la derecha pero la pelota se marcharía al lado del palo.

Banfield dejaba al Chuky Ferreyra solo arriba, y no le llegaban pelotas, por lo que faltaba una conexión para poder atacar, y no lograba llegar a inquietar al local, quien de la mano del Pochi y de Mouche seguía arremetiendo contra el arco del Taladro.

A los 31, Palermo dispararía un fuerte zurdazo pero la pelota se iría al lado del palo derecho. El Titán quería su gol.

A los 33, se podría ver una constante del partido: Román tenía una buena chance, pero la desperdiciaría por intentar convertir con la pelota colocada. No sería, lamentablemente, la única.

A los 40, se daría la única llegada de Banfield en el primer tiempo: apenas un disparo alto de De Souza que ni siquiera inquietaría a Lucchetti.

El primer tiempo terminaba mostrando a un Boca rápido, ordenado y prolijo frente a un Banfield nervioso y desconcertado.

Para el segundo tiempo, se daría otra situación repetida en los últimos tiempos: Boca convertiría dentro de los primeros 15 minutos del segundo tiempo, como en otros 8 goles durante el torneo. A los 2 minutos, Chávez sacaría un buen remate que sería desviado por Bologna, y Colazo aparecería desde atrás para darle el 1 a 0 a Boca.

Lejos de desesperarse, Banfield se ordenó, y salió a buscar el partido. A los 5 minutos, Gómez sacaría un remate increíble que salvaría Lucchetti. Cinco minutos después, quien intentaría sería Ferreyra de cabeza, pero el Laucha volvería a salvar a su equipo del empate.

Hubieron llegadas menos importantes, hasta los 20 minutos, cuando Gómez sacaría un remate increíble que parecía colarse en el ángulo izquierdo de Lucchetti, pero se iría apenas desviado. A los 26, Toledo lanzaría un inofensivo centro atrás pero el Laucha lo complicaría saliendo mal.

Comenzaba a mostrar inseguridad, como en los anteriores partidos, y esto ponía nervioso al Xeneize.

Finalmente, a los 38, Lucchetti volvería a fallar y conseguiría que le empaten el partido a su equipo: Un centro desde la izquierda se convertiría en el empate de Ferreyra, de cabeza, debido a otra mala salida del Laucha. Banfield hacía justicia y ponía un empate merecido.

Y faltaba algo más: A los 42, Achucarro enmudecería a la Bombonera convirtiendo de cabeza, pero el línea Sergio Viola anularía el gol por offside. La decisión sería acertada, por lo que el partido finalizaría en tablas.

Lamentablemente, la despedida del Titán se empaño debido a otra mala salida del Laucha. Luego de esto, muchos Xeneizes nos preguntamos, ¿Valía la pena pagar la cláusula por un solo partido, cuando podría haber atajado García (que, mal que mal, fue titular las primeras fechas del torneo)?

1 comentario:

Nico dijo...

Boca en el segundo tiempo se quedó varado. Estuvo lejos de encontrar el segundo y cobró. La culpa del gol del Taladro se la manifiestan, exclusivamente, a Luchetti -por quien no deberían haber pagado la cláusula- pero lo centrales también estuvieron involucrados en el error. Ninguno fue a buscar la pelota y Ferreyra la embocó.
Más allá del resultado final, lo de Palermo fue otra toma, otra escena, de su película.