14 de junio de 2011

RESUMEN MOTIVADO: FECHA 18

Por Nicolás Cristoff / @nicocristoff


La consagración de Vélez; el padecimiento de River; Palermo y su adiós a la Bombonera. Esto y más, en el siguiente resumen de la decimoctava jornada del Clausura 2011.

Vélez y la consecución de un titulo merecido

Venció a Huracán y aunque inexplicablemente debió esperar cuatro horas para saber el resultado de Lanús –finalmente derrotado 1-0 por Argentinos Juniors- Vélez pudo festejar la obtención de su octavo titulo a nivel doméstico.

Poco de premio consuelo y si mucho de recompensa por el nivel mostrado tiene este titulo logrado por Vélez, un equipo que no se dejó vencer por el desánimo y que eliminado en semifinales de la Copa Libertadores por Peñarol, logró reunir fuerzas para afrontar con entereza las ultimas jornadas de un certamen irregular, es cierto, pero en el que sin lugar a dudas fue el mejor de todos.

En una simple anécdota quedó aquel inicio de semestre titubeante. La tormenta fue pasajera y progresivamente Vélez fue encontrándose como equipo, sumando confianza y exhibiendo en cancha las cualidades que lo distinguen. Ganando, convenciendo y enseñándole al resto el camino a seguir.

Aunque unos terminaron destacándose –caso Maxi Moralez, Juan Manuel Martínez y Santiago Silva- por encima de otros, todos ocuparon extraordinariamente bien su rol, incluso hasta los valores más jóvenes –Ricky Alvarez, ya una realidad, Tobio, Bella, Canteros…-, a los que no les costó nada el ingreso a un equipo ya constituido.

Las piezas encastraron a la perfección y como equipo Vélez fue justamente eso, un equipo. Convencido, equilibrado, brillante e identificable, por sobre todas las cosas, gracias principalmente a la cordura de sus dirigentes y al buen hacer de Ricardo Gareca, el entrenador al que Cristian Bassedas eligió para que formara parte del proyecto y conduzca los destinos de un plantel que terminó alcanzando la gloria.

River; la angustia eterna

Preso de sus propias limitaciones y carente de recursos para lograr de una vez por todas salir adelante y escaparle a la Promoción, River sufrirá hasta el final. Una vez más, dilapidó una gran ocasión para comenzar a alejar los fantasmas y lejos de aprovecharse de los empates de Olimpo y Tigre, volvió a mostrar la apatía a la que tiene acostumbrados a sus hinchas, igualando en uno ante Estudiantes y sumando otra actuación deprimente, despojada de cualquier atisbo de reacción.

Las falencias, fueron las de siempre. River se mostró nuevamente como un equipo incapaz de ganar, afectado por la inacción de sus futbolistas y la cobardía de su entrenador, un Juan José López que no ha hecho más que cambiar de esquema y de nombres sin encontrar jamás un funcionamiento idóneo.

Así las cosas, River dependerá nuevamente de su resultado y del que ante Olimpo pueda conseguir Quilmes, en el que a día de hoy y dada la exasperante incapacidad de los propios futbolistas millonarios, se depositan gran parte de las ilusiones.

Palermo y una emotiva despedida de la Bombonera

Martín Palermo jugó ante Banfield su ultimo encuentro como profesional en la Bombonera y los hinchas de Boca lo despidieron como merecía, brindándole todo el cariño y agradeciéndole todos los momentos vividos desde que debutara con la casaca xeneize en dicho feudo, un 3 de septiembre de 1997, frente a Cruzeiro.

Al margen quedó el encuentro en si, finalmente saldado con un empate en uno que a Boca de poco le sirve en la carrera por ingresar a la Copa Sudamericana. Fue la noche del “Titán”, quien terminó entre sollozos una jornada inolvidable y al que hasta le obsequiaron, entre otras cosas, uno de los arcos de la cancha.

El adiós definitivo tendrá lugar el sábado, en la Plata y ante Gimnasia, una de sus víctima predilectas. Allí Palermo pondrá fin a una carrera excepcional, construida en base a sacrificio y convicción, cualidades de un profesional ejemplar, querido y admirado por todos. El fútbol ya lo extraña.

Racing, del cielo al infierno en un solo paso

Brilló una vez más Teo Gutiérrez, sin embargo Racing cayó de local ante Godoy Cruz (3-2) e hipoteco así gran parte de sus opciones de ingresar a la Copa Sudamericana.

Solo pequeños rastros parecen quedar de aquel equipo que inicio el certamen sorprendiendo. Ganando con prestancia sus encuentros. Brillando individual y colectivamente y erigiéndose así en uno de los candidatos a alzarse con el titulo.

Afectado por la inconsistencia, Racing fue perdiendo identidad y equilibrio, sumando más derrotas –nueve en total, seis de ellas de local- que victorias y completando una campaña que de muy buena pasó a ser absolutamente decepcionante. En el aire queda la continuidad de Miguel Angel Russo.

Una ultima jornada marcada por la tensión

Campeón Vélez, el fin de semana que viene la atención estará puesta en los encuentros de definirán los puestos aun vacantes para disputar el semestre que viene la Copa sudamericana y principalmente en la batalla por evitar el descenso directo y la Promoción. En siete de los diez encuentros se jugará por algo.

Desde AFA, por lo pronto, ya confirmaron que Independiente-Huracán; Gimnasia-Boca; Quilmes-Olimpo; River-Lanús y Argentinos-Tigre, todos encuentros validos para certificar descensos y promociones, se disputaran en simultaneo, el sábado a las 15. Se evitaran así, cualquier tipo de especulaciones.