13 de julio de 2011

Grupo B: Uruguay y Chile, sin brillar, cumplen el objetivo

Por Maxi Bibbo / @maxi_balcarce

Uruguay, con sufrimiento, a cuartos

Uruguay venció 1-0 a México y alcanzó el segundo puesto del Grupo B, por lo que será el rival de Argentina, en los cuartos de final de la Copa América 2011, mientras que los aztecas se despidieron del torneo. El partido fue de los mejores de la primera fase, donde ninguno regaló nada, ni se quedó sin alguna carta por jugar.

Los de Oscar Tabarez salieron desde el minuto inicial a atacar el arco de Luis Michel. La dupla ofensiva conformada por Luis Suárez y Diego Forlán fueron los artífices de la mayoría de las llegadas uruguayas, como también de la creación de las jugadas de peligro. La proyección de los volantes charrúas y la presión llevaron a los mexicanos contra su valla.

Los de Luis Fernando Tena tuvieron su única oportunidad en los pies de Giovanni Dos Santos. El ex Barcelona remató desviados tras una recuperación en la mitad de la cancha. Después del intento fallido, el “Tri” no hizo más que refugiarse y esperar el final de los primeros 45 porque el acoso de la “Celeste” no cesó. Uruguay atacaba por todos los frentes, disparando mucho de media distancia y llevando a su rival hasta el área chica.

El gol llegó tras un tiro libre de Forlán que no pudo controlar Michel y Alvaro Pereira empujó al arco. Con el tanto, los “Orientales” continuaron apretando, el delantero de Atlético de Madrid estrelló una pelota en palo luego de asociarse con Suárez. El atacante del Liverpool inglés también tuvo sus ocasiones pero no logro capitalizarlas. La primera parte terminó con una diferencia en el marcador que no era la vista en el campo de juego.

El complemento fue, tal vez, uno de los más vibrantes de los vistos hasta ahora. Los de Tabarez salieron con la misma cara en busca de una ventaja tranquilizadora. Sin embargo se toparon contra un juvenil mexicano que le perdió el respeto, tornándose irreverente y con poco para perder. La incertidumbre fue el factor sorpresa de un partido que entrego un trámite acorde a la situación.

Edgar Pacheco, Dárvin Chávez, Javier Aquino y Rafael Márquez Lugo fueron los líderes de la levantada azteca. Los jóvenes se cargaron el equipo al hombro y le quitaron la pelota a Uruguay, sin dejarle manejar los hilos del segundo tiempo. Con desenfado y atrevimiento, los de Tena hicieron retroceder a su rival y fueron en busca del empate. El afán por la igualdad hizo que el conjunto verde quedara expuesto en defensa. Esto lo aprovecharon los volantes uruguayos para iniciar la contra.

Un cabezazo de Cristian Rodríguez y varios disparos de media distancia forzaron la respuesta de Michel. Igualmente la más clara la tuvo Nicolás Lodeiro, cuando reventó el palo tras un centro de Forlán, que fue más vertical y se movió por todo el frente de ataque. El cotejo transcurría como mucha intensidad, con ambos equipos en ofensiva y sin un momento de respiro para las líneas defensivas, más que nada la charrúa, se desordenó en el final, sufriendo la amonestación del central Sebastián Coates, no podrá jugar en cuartos.

México tuvo su chance de equilibrar las acciones cuando Márquez Lugo envió a la red un centro desde la izquierda de Chávez, pero el asistente marcó posición adelantada. El árbitró boliviano Raúl Orosco decretó el final de un cotejo emocionante que dejó a la “Celeste” en el segundo escalón del grupo, enfrentando al dueño casa en el cruce de cuartos de final. En tanto, los mexicanos concluyeron su participación de manera digna, con un rendimiento aceptable, teniendo en cuenta que muchos de estos jugadores serán de la partida en el Mundial Sub 20 de Colombia.


Chile a cuartos, sin lucir

Chile le ganó 1-0 a Perú y consiguió el pasaje a los cuartos de final de la Copa América 2011 como puntero del Grupo B, mientras que los incaicos deberán esperar la finalización de la primera fase a fin de ver si puede acceder como uno de los terceros. El partido tuvo un ritmo de ida y vuelta durante toda su primera parte, decayendo en la segunda, donde primo la pierna fuerte y la aspereza.

Los de Sergio Markarián comenzaron mejor, con William Chiroque muy activo en los últimos 30 metros. El volante de Juan Aurich tuvo la primera a los 5, cuando su disparo de media distancia paso cerca del travesaño. Luego, la intensidad peruana decreció y los dirigidos por Claudio Borghi se adelantaron en la campo, manejando la pelota durante gran parte del los 45 minutos iniciales.

Borghi preservó muchas de la figuras y se inclinó por algunos jugadores que no habían tenido minutos en las 2 presentaciones anteriores. Algunos de los cambios le dieron resultado como Esteban Paredes, que casi abrió el marcador a los 15, cuando no llegó a conectar un pase cruzado de Jean Beausejour. Inmediatamente, Humberto Suazo intentó picarla por sobre el arquero Salomón Libman pero se fue rozando el palo.

se perdió el primero tras un centro de Los trasandinos crecían en el juego pero los peruanos esperaban agazapados. Giancarlo CarmonaChiroque, que un rato más tarde hizo una jugada personal, inquietando el arco de Miguel Pinto, reemplazó a Claudio Bravo. Los instantes finales fueron golpe por golpe, con un conjunto rojo abocado a jugar por las bandas y con su línea de mediocampistas presionando delante del círculo central. En tanto, los peruanos por poco no convirtieron antes del descanso ya que Josepmir Ballón no alcanzó a empujar un pelotazo en el que falló Waldo Ponce.

Los de Borghi tuvieron una posibilidad nítida de gol recién comenzado el complemento, el defensor del Cruz Azul mexicano cabeceó un envío de Luis Jiménez. Luego, el partido entró en una meseta, donde ninguno de los dos producía ataques intimidantes, ni llegadas de peligro. El juego brusco se adueñó de la mitad de la cancha y así fue como Christian Ramos le entró mal a Alexis Sánchez, había ingresado poco tiempo antes, generando un encontronazo entre chilenos y peruanos. La pelea terminó con las expulsiones de Carmona y Beausejour.

El encuentro seguía en su letargo, cuando Ballón volvió a desperdiciar una habilitación de Chiroque, que para ese momento era la figura de los bicolores. Después de la posibilidad incaica, el trámite del cotejo se torno aburrido y tediosos. Ambos equipos evitaron el protagonismo, Chile no logró imponer su posesión de pelota, al igual que la circulación de juego, mientras que Perú se cimentó en el volante nacido en Morroplón, trenzó sólo frente a toda la defensa.

La emoción recién llegó en los minutos de descuento. Un tiro de esquina ejecutado por Marco Estrada cayó en el área chica y rebotó en André Carrillo venciendo la estirada de Libman. El gol en contra calo hondo en los de Markarián, que salieron a buscar la igualdad con todas sus armas pero una posición adelantada de Renzo Revoredo le quitó todas las esperanzas de empatar a los peruanos.

El árbitro brasileño Salvio Fagundes, de mal desempeño, marcó el final con el que Chile, sin mostrar el estilo de los partidos anteriores, consiguió los 3 puntos, asegurándose la punta del grupo y la plaza para jugar el próximo domingo en La Plata contra el segundo mejor tercero. Por otra parte, Perú debe esperar la conclusión de todas las zonas a fin de saber si puede pelear un lugar en la próxima instancia.

No hay comentarios: