4 de julio de 2011

Grupo B: ¿Y dónde están los goles?

Por Juan Cuccarese / @jcucca

Brasil 0 - Venezuela 0

Por el grupo B de la Copa América 2011, Brasil enfrentaba a Venezuela en el partido que abría el grupo. Por esta misma Copa, en el historial entre estas selecciones solo habían victorias del conjunto verdeamarelo, lo cual mostraba una disparidad enorme, aunque en las últimas eliminatorias Venezuela había dado la sorpresa con una victoria 2-0 sobre Brasil.

El partido comenzó con un dominio de pelota increíble de Brasil, que se extendió durante todo el primer tiempo, durante el cual Venezuela apenas atinó a dar alguna señal de vida. Apenas pasado un minuto, Brasil dio su primer aviso de peligro con un remate de Robinho bien detenido por Vega.

El conjunto de amarillo controlaba el partido mediante la posesión de la pelota, jugando mucho con los laterales Dani Alves y André Santos, con un Robinho muy inquieto en la zona delantera, con un Leiva que se mostraba como el conductor en lugar de Ganso, quien se movía un poco más abajo en el medio, y con un Neymar que llevaba sobre sus hombros todas las esperanzas de su selección. La vinotinto, por su parte, no reaccionaba ante el control de Brasil y cada vez cedía más terreno, solo atinando a confiar en alguna corajeada de Rondon en la zona delantera.

Brasil, si bien dominaba el juego, solo atacaba mediante patriadas individuales de sus figuras, y esto trajo consigo la situación más clara del partido a los 26 del primer tiempo: Robinho sacó un disparo increíble que se estrelló contra el travesaño, asustando a Venezuela e ilusionando a los dirigidos por Mano Menezes.

A los 38, se dio una situación polémica cuando Robinho tiró al arco tras superar a Vega y un defensor de Venezuela salvó a su conjunto cuando la pelota rebotó en su brazo. El árbitro no sancionó penal, y bien lo hizo pues no había sido una mano intencional.

El primer tiempo terminó con un disparo a colocar de Neymar sobre los 44, que casi le da el 1 a 0 a Brasil. Venezuela resistía y de a poco ponía nervioso al conjunto de Mano, que intentaba pero no podía asediar a la defensa de 4 bien plantada por César Farías.

Sobre los segundos 45, no hubieron muchas situaciones pues Brasil se contagió del nerviosismo general de sus hinchas y perdió equilibrio, cediendo territorio y pelota a Venezuela, quien no avanzó mucho tampoco, trabando el partido en el medio. Rincón trató, sin mucho éxito, de manejar a su equipo distribuyendo la pelota pero el mediocampo brasilero se mostraba bien en el quite, con un Leiva muy atento en la marca. Así transcurrió la segunda mitad, con Venezuela aguantando con una defensa bien plantada y cortando el juego de Brasil; y un Brasil desesperado y dependiendo de Neymar y de sus laterales. La única chance de riesgo llegó a los 42, de la mano de André Santos (para mi, el mejor jugador de Brasil) con un remate cruzado que se marchó apenas al lado del palo. Así finalizó el partido. Venezuela fue de mas a menos y atacó a partir de los errores defensivos de Brasil; y el actual campeón fue decreciendo con el correr del juego hasta abandonar cualquier esperanza de llevarse los tres puntos.

La vinotinto dio la sorpresa y se llevó un punto importante, pues los próximos dos partidos parecen (y digo parecen porque esta Copa esta trayendo muchas sorpresas) ser más tranquilos. Brasil decepcionó y deberá jugar más en equipo si quiere demostrar porque es candidato.


Paraguay 0 - Ecuador 0

Tras el primer partido correspondiente al Grupo B (empate en cero entre Brasil y Venezuela), Paraguay y Ecuador se enfrentaban buscando un líder. Desde el vamos, parecía que en Santa Fe se vería un partido con un Paraguay superando fácilmente a la selección ecuatoriana, pero como esta Copa bien lo está demostrando, el fútbol da sorpresas.

La lógica estuvo presente los primeros 25 minutos, en donde Paraguay apabullaba a los ecuatorianos con sus toques y sus constantes ataques, manejado principalmente por Barreto, quien distribuía y controlaba a los guaraníes en la zona del medio para adelante. Ecuador se mostraba apurado, cometiendo imprecisiones en la salida desde el fondo y dando pases fallidos constantemente.

A los 12 minutos, Estigarribia (de lo mejor mostrado por los paraguayos) desbordó lanzando un centro atrás, que encontró a Barreto. El paraguayo remató fuertemente y Elizaga controló tranquilo el remate, salvando a su selección. No sería la primera que salvara el argentino de 39 años. A los 15 salvaría un disparo fuerte desde afuera de Lucas Barrios y a los 18 rechazaría, con una espectacular salvada, un remate corto de Ortigoza tras un rebote. El arquero comenzaba a transformarse en la figura del partido.

Tras los primeros 25 minutos, Ecuador comenzó a reaccionar de la mano de Caicedo, y levantó su nivel complicando lentamente a Paraguay. El partido comenzó a ser más disputado, mostrando un nivel parejo y un juego que no pasaba del mediocampo.

A los 27 llegaría la más clara para Ecuador, cuando Benítez emprendió una corrida impresionante y dejó atrás a Villar, pero Da Silva llegó justo para quitarle la pelota al ecuatoriano antes de que disparara.

Sobre los 35 del primer tiempo, Castillo recibe un buen pase de Méndez y tras el remate, la pelota se marchó al lado del palo de Villar. Ecuador pasaba a ser más que Paraguay, y los de Martino se inquietaban.

El primer tiempo finalizaba con un Ecuador superior, que les había quitado la posesión a los guaraníes. Paraguay, por su parte, perdió protagonismo con la baja de Barreto (se fue reemplazado por Vera a los 37, lesionado) y cedió terreno a su adversario.

El segundo tiempo sería parejisimo, con chances para ambos. Caicedo se mostraba como el más desequilibrante de Ecuador, y trataba constantemente de crear peligro.

A los 9, Estigarribia desperdició una buena oportunidad con un remate cruzado que se marchó cerquita del palo de Elizaga. La revancha para los guaraníes llegaría a los 17, cuando tras un buen centro de Estigarribia, el delantero Santa Cruz sacaría un increíble cabezazo pero se encontraría con la mejor tapada de Elizaga en el partido. El arquero confirmaba que era la figura del encuentro, salvando nuevamente a Ecuador.

Dos minutos más tarde, Ayoví disparó un tiro libre que se cerró pero Villar intervino con un rechazo bueno, salvando a su equipo.

Sobre los 14, se había escuchado al público paraguayo pedir por Haedo Valdez, el jugador más querido de los rojiblancos. Finalmente, a los 28, Martino les dio el gusto y lo metió en reemplazo de Barrios. Un minuto más tarde, el recién ingresado sacaba un remate que casi se colaba en el arco de Elizaga.

Así terminó el partido, con un empate en cero. Ecuador terminó mereciéndolo más que Paraguay, pero igualmente el empate quedó bien en el marcador. La figura fue Elizaga, quien permitió a su selección llevarse un punto que dejaba el Grupo B en igualdad.