1 de julio de 2011

Tremendamente histórico: La Copa América tiene un dato muy singular

Por Maxi Bibbo / @maxi_balcarce

La historia de la Copa América tiene un dato muy singular: Diego Maradona y Pelé nunca ganaron el certamen continental. El argentino disputó las ediciones de 1979, 1987 y 1989, mientras que el brasileño lo hizo en 1959, donde su selección finalizó segunda detrás del conjunto celeste y blanco.

El astro brasilero arribó al torneo que tuvo sede en Argentina como campeón mundial en Suecia 1958. La base del equipo vencedor en tierra europeas debutó empatando 2-2 contra Perú, donde “O Rei” convirtió el segundo gol a los 46 minutos. En la presentación frente a Chile, el nacido en Três Corações aportó 2 tantos para el 3-0 final y luego abrió el marcador en el 4-2 frente a Bolivia. Pelé jugó todo el partido contra Uruguay pero su tarde soñada la vivió en el cotejo con Paraguay, cuando anotó tres goles que le permitieron a los de Vicente Feola llegar a la última fecha con chances de dar la vuelta olímpica.

El final del campeonato tenía al clásico sudamericano como estandarte ya que Argentina lideraba la tabla y Brasil lo seguía a 1 puntos de diferencia. El Monumental se vistió de fiesta para recibir el cruce del que saldría el campeón, siendo el local el beneficiado con la igualdad 1-1 ya que le sacó una luz de 2 unidades de ventaja a su perseguidor, consagrándose por última vez campeón en su casa. El mejor futbolistas del la década del 60 y 70 fue quién convirtió el gol de su selección.

Maradona ya había sido campeón del mundo sub 20 en Japón cuando fue convocado por César Menotti para disputar el Grupo 2 del torneo sudamericano.

“El Diez” hizo su presentación en sociedad en la derrota 2-1 frente a la “Canarinha”, por la segunda fecha, y convirtió su primer gol en el partido con los del altiplano, concretando el último tanto del 3-0 con que la albiceleste vapuleó a los bolivianos. Luego no fue tendido en cuenta en la igualdad 2-2 con Brasil, que deparó en la eliminación del conjunto criollo.

La edición de 1987 fue para olvidar. El oriundo de Villa Fiorito era el mejor del momento y hacía poco menos de un año que se había consagrado en México. Pero aunque Carlos Bilardo dispuso casi la misma formación que se alzó con la gloria en tierra azteca, el resultado fue muy pobre. “Pelusa” convirtió en los dos partidos del Grupo A, en el 1-1 frente a Perú y en el 3-0 a Colombia. Luego fue de la partida en las caídas contra Uruguay en semifinales y con los cafeteros por el tercer puesto.

Dos años después en la Copa América jugada en Brasil, Maradona vistió la camiseta nacional en todos los cotejos de la Zona B, donde le ganaron 1-0 a Uruguay y Chile, mientras que empataron 0-0 con Bolivia y Ecuador. La segunda fase fue catastrófica para los del “Narigón”, que cayeron 2-0 frente a la “Celeste” y el “Scratch”, cosechando el único punto en el 0-0 con Paraguay. Diego jugó los 2 primeros cruces pero no lo hizo contra la “Albirroja”.

A Maradona y Pelé la suerte le fue esquiva de cara al campeonato de selecciones más antiguo. Ninguno de los dos puso levantar el trofeo en su mejor momento como futbolistas. La edición de 2011 tiene a Lionel Messi y Neymar como las dos grandes figuras, lo que hace pensar que ambos pueden evitar el destino que tuvieron sus antecesores.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Excelente nota, de las cosas que uno pasa por alto pero vale la pena repasar.

Otro dato curioso es por ejemplo las convocatorias "sorpresa" que se dieron en cada Copa. Orión en el 2007 (si bien estaba excelente en San Lorenzo, muchos nos sorprendimos a que nunca más regresara al Seleccionado), Facundo Quiroga. Para mi es un gran jugador, pero muchos nos sorprendimos ante la convocatoria de Lucas Bligia, ¿que opinan?