27 de febrero de 2011

PAVONE CONVIRTIÓ Y RIVER ES PUNTERO

Por Gastón del Torto

En un partido entretenido, con llegadas y bien jugado, River venció a Independiente 1-0 con gol de Mariano Pavone a los 44 minutos del segundo tiempo y de esta manera el equipo de Juan José López quedó puntero del Clausura junto a Olimpo (7 puntos) y continúa alejándose de la zona de promoción.

A pesar de lo que indica el resultado final, ambos equipos completaron una buena actuación; con pocos pelotazos y buen nivel individual que, con el correr de los minutos, dio lugar a una mejora colectiva. Pavone tuvo varias chances de gol pero siempre fueron bien resueltas por Hilario Navarro. Andrés Silvera también desaprovechó otras tantas. La más clara, un disparo desviado en un mano a mano con Leandro Chichizola.

En el balance final, River fue mejor. Bastante mejor. Por el hecho de que consiguió llegar con más peligro al arco rival. Sus dos estrategas, Erik Lamela y Manuel Lanzini, lograron complementarse bien para no dejar tan sólo a ex Estudiantes de La Plata en la delantera. Por su parte, Juan M. Díaz tuvo un buen primer tiempo, jugando bien abierto por la izquierda y aprovechando la espalda de Nicolás Cabrera. De hecho, junto a Lamela, realizaron la mejor jugada de esa etapa: pared entre ambos y centro raso del uruguayo que Paulo Ferrari empujó al gol. Sin embargo, el línea Gustavo Esquivel invalidó el tanto por un offside inexistente.

Finalmente, el primer tiempo terminó sin goles pero dio lugar a un segundo con la misma ida y vuelta. River seguía siendo mejor de la mano de Lamela, que estuvo imparable para el mediocampo local, y Patricio Rodríguez era quien más inquietaba el arco de Chichizola. Las situaciones se sucedieron hasta que, a un minuto del cierre, Pavone, aprovechó el rebote después de un mano a mano con Navarro, y decretó la victoria para el conjunto “Millonario”.

Aún así, la figura excluyente de la noche fue el arquero del “Rojo”. Seguramente si Independiente no hubiera contado con su presencia, el resultado no habría sido el mismo. Porque el correntino volvió a tener un rendimiento superlativo, como lo viene haciendo desde la llegada de Antonio Mohamed a la dirección técnica del club. De hecho, fue clave en la obtención de la Copa Sudamericana el semestre pasado. El dato negativo es que, en la jugada del gol, se habría luxado un dedo por lo que no estaría viajando el martes a Ecuador para enfrentar a Liga Deportivo Universitaria de Quito por la Copa Libertadores.

En fin, River es puntero junto a Olimpo, ambos con 7 puntos. Pero lo importante es que le sacó 10 de ventaja a Huracán, último equipo en jugar la promoción, y se puso a sólo un punto del “Rojo” que empieza a pispiar la tabla de abajo. Con estas realidades, Independiente visitará el lunes, desde las 20.10, a Arsenal y el equipo de J. J. López recibirá el domingo a Argentinos Juniors, a partir de las 19.10.

PÁGINA 12, NO HACÍA FALTA

El diario "Página 12" de la República Argentina tuvo la poco feliz idea de retratar el triunfo de Racing ante San Lorenzo con un título poco conveniente al incurrir en un claro doble sentido.

"Trae buena merca de Colombia" se lee de dos maneras pero, sin dudas, tiende a señalar la relación del país cafetero con el tráfico de drogas.

No hacía falta ser tan discriminatorios, habiendo tantas posibilidades para ejemplificar los importantes 3 puntos que se llevaba la Academia ante los santos.

No creemos que el pueblo colombiano se merezca semejante ofensa, desde acá nuestro repudio.

La noticia de la polémica.

PUBLICIDAD GRAN DT 2011: NOMBRES DE LOS JUGADORES



SIN RIQUELME NO HAY FÚTBOL

Por Juan Cuccarese / @jcucca

Por la cuarta fecha del Torneo Clausura 2011, Boca recibía a All Boys en el Alberto J. Armando con la ausencia de Juan Román Riquelme de la lista de concentrados; y el retorno de Ariel Ortega y Cristian Fabbiani a la Bombonera tras su paso por River Plate.

El conjunto dirigido por Julio César Falcioni venía de vencer a Racing por 1 a 0 en Avellaneda, mientras que All Boys había vencido al conjunto de Vélez Sarsfield por 2 a 1. Así, esta noche en La Ribera prometía un partido interesante; cosa que, en vista de lo sucedido, no se dio.

Los primeros cinco minutos parecían confirmar la expectativa, con dos llegadas del Albo; de la mano de un remate de Grazzini a los 30 segundos en primera instancia y de un cabezazo de Ariel Ortega cuatro minutos luego.

Luego de estas dos llegadas, el partido cayó en un sendero de ordinariez, y recién a los 25 minutos, Palermo logró sacudir un poco la modorra general del encuentro con un cabezazo que se iría al corner. Todo seguía muy monótono.

Cinco minutos después, nuevamente cabeceaba el Titán pero Cambiasso volvía a salvar al Albo.

El rebote sería tomado por Pablo A los 34 minutos, se dio una de las llegadas más claras para Boca: Colazo remataría y Cambiasso Mouche, quien remató y estrelló la pelota contra el palo. Boca proponía más que All Boys, pero se mantenía el cero en ambos arcos.

A los 41, Chávez sacaría un remate de cabeza que increíblemente salvaría el arquero de All Boys, quien se iba transformando en el jugador del encuentro. Solo cinco minutos después, volvería a salvar un pelotazo de Pablo Mouche. Acto seguido, se produciría una polémica que determinaría el resultado: Pezotta anularía (mal) un gol de Colazo excusándose en que Cambiasso tenía la pelota atrapada cuando Colazo remató, cosa que no fue así.

Se moría el primer tiempo, y todo quedaba cero a cero, en parte por Cambiasso y en parte por Pezotta.

El segundo tiempo invitaba a arriesgar más, y tanto Boca como All Boys peleaban por llevarse los tres puntos. A los 12 minutos, Colazo recibiría un buen pase de Martín Palermo y estrellaría su remate contra el palo del conjunto visitante. Boca se lo merecía, pero no llegaba el gol.

Seis minutos más tarde, la chance quedaría para All Boys a través de un cabezazo de Mauro Matos, que contendría Javier García.

A los 38 minutos, el asistente del árbitro Pezotta le marcaría que J. P. Rodríguez se merecía la expulsión, y el referí hizo caso a la sugerencia. All Boys quedaba con diez, y soportaba como podía las arremetidas del conjunto de La Ribera.

Finalmente, el partido moriría con un cero a cero. Boca mereció más, pero se topó con un buen planteamiento de All Boys, quien sostenido por Ortega, Grazzini, y sobre todo Cambiasso, se llevaría un punto importante de La Bombonera. Por el lado de Boca, los jugadores más “sobresalientes” serían Somoza y Mouche, pero la figura se la llevaría el arquero Cambiasso, por permitirle a All Boys quedarse con el empate en calidad de visitante.

22 de febrero de 2011

COSAS DEL FÚTBOL... (SINO PREGÚNTELE AL BIGOTE)

Escrito por Juan Cuccarese /@jcucca... un 11 de Julio del 2010 a la tardecita con un buen mate, medio aburrido. Todos los derechos registrados, cuando averigüe como se hace.

El reloj marcaba 87 minutos. No quería mirar la hora, no quería. "No mires" pensaba.

Localiza la pelota, la lleva el número 5 contrario. "Bajo a presionar, pero para la contra no llego" pensó, aunque ya había comenzado a correrlo. El numero 9 en su espalda flameaba siguiendo el ritmo de su carrera; y el 5 contrario, un tal González, comenzó a sentir sus zancadas desde atrás.

"González sigue con el balón, no tiene compañeros para descargar, lo presionan desde atrás pero intenta seguir dominando, si los marcadores centrales le salen va a perder la pelota" escucha un señor bigotudo desde la platea, mientras piensa "que pelotudo que es el brazuca; le dan la 9, lo mandan arriba, y viene a presionar a nuestro área".

El 2 sale a cruzarlo a González, pero no llega a tiempo. González avanza llegando a la medialuna, y ve al arquero demasiado jugado a su izquierda.

"Si González supera al 2 queda perfilado para el derechazo, paaaasa González, si Josesinho no llega de atrás le da al arco eh, Gonzaleeeeeeeez"...

"¡NEGRO HIJO DE PUTA ROMPELE LA PIERNA!" grita el bigotudo con la radio en la platea.

"Lo va a errar... Me vuelvo picando ahora y quedó justo para la contra, así les cierro la boca a todos estos" piensa Josesinho, y a lo lejos se ve como el numero 9 frena bruscamente y emprende la vuelta hacia el arco contrario.

El reloj marca 88 minutos. No quería mirar hacia atrás, no quería.

"González saca el cañonazo al ángulo derechooo.... GOOOOOOOOOOOOL, golazo de González... que cagada se mando Josesinho por Dios" dice el señor de la radio que sostiene el bigotudo, que a su vez se dedica a vociferar a los cuatro vientos las cualidades sexuales de la madre de Josesinho.

El reloj marca 88 minutos con 15 segundos, pero algo cambió. El 1 a 0 a favor del local, se transforma en un 1 a 1 que pone los pelos de punta.

Millones de personas ven como González festeja; mientras que la Copa deja de tener dueño por un rato. El reloj marca 89 minutos. Deportivo Garlopa saca desde el punto exacto de mitad de cancha.

"Partido espectacular el de esta noche, busca darlo vuelta el Atlético Pinchila... El joven promesa Josesinho tiene un encontronazo cerca de mediacancha con el veterano autor del gol, González" dice el hombre de la radio. Mientras tanto, en mediacancha, González mira a Josesinho con cara de lastima y le dice:"Madura pibe, no tenés que ser tan quilombero y creído, tenés talento y podes llegar muy lejos pero tenés que cambiar, vos no pod..."

"Vos me venís a dar consejos, viejo choto, que nunca en tu vida ganaste un campeonato" interrumpe Josesinho, que continua diciéndole "ahora vas a ver como se gana un partido, viejo fracasado".

El árbitro se dirige hacia Josesinho y eleva una tarjeta amarilla. El partido se reanuda.

El numero 9 en la espalda de Josesinho parece esfumarse junto con su cuerpo ligero y quemado, típico brasileño. Este emprende una corrida magnifica, metiendo una espectacular diagonal para quedar bien posicionado frente a la pelota.

"Le pifia González a la pelota, revienta el arquero del Garlopa... Que buena contra quedó señores, Josesinho está solo con cancha libre" brama el señor de la radio, mientras que el bigotudo dueño del aparato esta al borde del colapso.

Josesinho ve aparecer al número 3 de azul, quien sale a cruzarlo con la pierna izquierda, y decide meter el enganche hacia adentro. Queda solo frente al arquero, cierra los ojos y escucha el sonido del ambiente.

El reloj marca 91 minutos, y queda todo en sus pies. Solo adicionaron un minuto.
Su vida entera le pasa por la cabeza, ve al arquero inclinado hacia la derecha, y decide pinchar la pelota suavemente con la derecha.

Explota el estadio, mientras escucha un ruido raro desde lejos, muy despacito. Se siente en la gloria, esta feliz. Lo abrazan todos. El bigotudo de la tribuna asegura que "siempre lo banque, es mi ídolo... este tipo es lo mejor que le paso al club, grande negro, te amo".

El arbitro pita el final. Todos lo abrazan de nuevo, mientras que Josesinho ve pasar al presidente con la copa. Queda frente a frente con ella, y la recibe. La besa, la alza, la agita. El público brama, corea su nombre al ritmo de "Josesiiiiiinho, Josesiiiiinho, Josesiiiiiiiiinho". El bigotudo llora, la radio esta tirada en el piso, destrozada. Josesinho es feliz, todos lo criticaron, le dijeron inmaduro, creído, pero el los calló a todos. Se siente raro, escucha ese ruido lejano, cada vez mas cerca. Pero que le importa, si ahora todos lo recordaran por siempre.

Abre los ojos.

El reloj marca 91 minutos, y queda todo en sus pies. Solo adicionaron un minuto.

Ahora comprende ese ruido lejano, es su director técnico rogándole a los gritos que pateé.

Su vida entera le pasa por la cabeza, ve al arquero inclinado hacia la derecha, y decide pinchar la pelota suavemente con la derecha.

Explota el estadio, mientras él ve como González llega antes de que el balón atraviese la línea. Se siente raro. El bigotudo llora, asegura que "es un hijo de puta este negro, que muerto de mierda, nunca la banque por dios, es la vergüenza del club, amargo, te odio hijo de puta".

"González avanza, deja al sexto jugador rojo en el camino, es increíble la jugada, corre como si tuviera veinte años por dios, que gambeta tiene, solo frente al arco" se escucha desde la radio, tirada en el piso, casi destrozada pero funcionando todavía.

Queda frente al arquero, muy inclinado hacia la izquierda, y con su pierna zurda decide pinchar el balón para demostrarle a Josesinho como se debía definir un partido así. Convierte un golazo. El árbitro pita el final.

Nadie abraza al negro, nadie lo mira. Ve pasar al presidente con la copa, pero dirigiéndose hacia González, quien recibe la copa. La besa, la alza, la agita. El público brama, corea su nombre al ritmo de "Josesinho, compadre, la concha de tu madre". El bigotudo llora, se lo quiere comer vivo. El se siente raro. Ahora todos lo recordaran por siempre. Aunque quizás, no como el pretendía.

21 de febrero de 2011

CONFIRMADO: SHAKIRA Y PIQUÉ JUNTOS

Por si quedaba alguna duda la cantante colombiana y el defensor del Barcelona se encargaron de desterrarla.

Según muestra la galería fotográfica del diario "AS", que sacó las fotos de la pagina Shakiragallery se los ve muy juntitos y de la mano, como para que no queden dudas que ya son novios.

A pesar que varios medios españoles lo ven a Piqué desconcentrado y errático, acá no deja margen de error, donde pone el ojo pone la bala. ¿Estará celoso Ibrahimovic?.

RUBY RUBACUORI Y SU ENCUENTRO CON CRISTIANO RONALDO


Ruby Rubacuori está llamada a ser la nueva Zaira Dehar. La chica marroquí dio a conocer sus encuentros con Silvio Berlusconi y hasta una posible noche de lujuria, paga, con Cristiano Ronaldo. Al político italiano estas declaraciones le costaron un conocido juicio por prostitución y la condena social de millones de ciudadanos.

El agravante, como en el caso Ribery, es que, al parecer, la morocha era menor (fines de 2009-principios de 2010) cuando tuvo los encuentros sexuales con estas dos figuras de renombre mundial.

La pulposa declaró, sobre la cita con CR7, que: "Sabía de mi edad y nos encontramos de nuevo varias veces en el lugar, pero tres semanas más tarde decidimos hacer el amor y nos reunimos en un hotel de lujo, donde se alojaba. Tras la relación, él se quedó dormido y cuando me desperté a la mañana me encontré con una nota y 4 mil euros".

¿Habrá también juicio para la estrella del Real Madrid?. ¿Todo quedará en la nada?. Proximamente lo sabremos.

20 de febrero de 2011

NI UN PELO DE PAVONE

Por Gastón del Torto

En la segunda fecha del Clausura 2011, River derrotó a Huracán 2-0, en el Monumental, con goles de Erik Lamela y Paulo Ferrari, en un buen segundo tiempo millonario, y de esta manera aumentó a siete la diferencia que mantiene con el “Globo”, último equipo comprometido con la promoción.

En esta ocasión, Juan José López presentó un inicial algo más ambicioso: Retrasó a Juan Manuel Díaz a la línea de tres defensores y puso al tucumano Pereyra como mediocampista izquierdo. Aún así el primer tiempo de River, al igual que el de Huracán, fue malo, impreciso y monótono, no pasó nada. Muy pocas situaciones. Una de Manuel Lanzini que pegó en el palo y buen pase de Walter Acevedo que Ferrari no pudo controlar. Asimismo, el equipo de Miguel Brindisi tampoco generó. El chico Battaglia no pudo repetir lo bueno que hizo en el Sudamericano de Perú. De hecho, por la exigencia de dicho torneo, habría llegado con 4 kilogramos menos por lo que todavía no pudo desempeñarse de la mejor manera.

En la primera etapa River fue más pero no generó situaciones (básicamente lo que importa en este bello juego). Por el contrario, comenzó el segundo tiempo de la mejor manera, presionó en campo contrario, abrió la cancha, evitó los centros para Mariano Pavone y, principalmente, jugó por abajo. Fue así que a los 5 minutos, Lanzini combinó con el ex Estudiantes, éste sirvió de espaldas a Lamela que la picó ante la salida de Gastón Monzón. A partir de allí, el trámite del partido fue todo de River que aumentó con una palomita de Ferrari a los 15, tras una nueva asistencia del 9 millonario.

A pesar de la falta de gol, esta tarde recibió la ovación del público que se acercó al Monumental. Hoy, para su beneficio, no estuvo tan solitario, peleando y luchando con cuanto defensor aparece. Pivoteó por momentos pero también tuvo algunas chances de frente que no pudo aprovechar.

Por su parte, Huracán, tibio equipo en el primer tiempo, no consiguió concretar las chances que dispuso en el segundo. Claudio Guerra desperdició dos, una de ellas, desviando el tiro frente al arco vacío de Chichizola y también Cámpora desperdició un cabezazo, casi, dentro del área chica.

En fin, con pasajes de buen fútbol, puntualmente los primeros 20 minutos del segundo tiempo, le alcanzó a River para ser mucho más que Huracán y ganar de manera justa el partido. El próximo domingo, por la tercera fecha, el equipo de J. J. López visitará a Independiente en el Libertadores de América.

AYER PERROS, HOY ÍDOLOS

Por Juan Cuccarese
En esta segunda fecha, había mucha emoción en torno al Cilindro de Avellaneda. Se enfrentaban Racing (quien venía de ganar la primera fecha) y Boca (quien había sufrido una desastrosa derrota de local) sin presentar a sus máximas figuras, Giovanni Moreno y Juan Román Riquelme.

El partido arrancaba muy peleado, y fue así durante los primeros 10 minutos; un partido aburrido, muy trabado y jugado en media cancha. A los 10, Respuela sacó un cabezazo excelente que García logró despejar hacia el corner. Acto seguido, de ese corner, Aveldaño sacó otro cabezazo increíble y García se quedó con la pelota. Racing avisaba, y García comenzaba a sentirse seguro.

Tres minutos después, Caruzzo cabeceó muy bien un centro pero la pelota rebotó en Colazo. Acto seguido, Palermo alcanzó esa pelota y disparó, cuando De Olivera salvó a Racing. El partido parecía ponerse un poco más interesante.

Luego de esta ocasión, siguió todo muy estático, hasta que a los 23 minutos Lugüercio cabeceó un tiro libre en forma de centro y García salvó otra pelota impresionante. De a poco se iba convirtiendo en la figura del encuentro.

A los 32 minutos, Mouche sacó un disparo desde la izquierda que De Olivera alcanzó a manotear pero la pelota siguió su curso hacia el arco; y esta vez fue Aveldaño quien salvó a la Academia desviando la pelota en la línea del arco. Así moría el primer tiempo, pocas llegadas y un partido aburrido en Avellaneda.

Ambos equipos salían al segundo tiempo con la ilusión de remontar juego y demostrar que podían crear muchas más situaciones que en la primera mitad. Boca fue quien golpeó primero, ya que a los 2 minutos del ST, García sacó desde el arco y la pelota tomó una velocidad y una trayectoria envidiable; y cayó en los pies de Pablo Mouche, quien engancho y definió entre las piernas de De Olivera cuando este salía a achicar. Uno a cero, y Boca parecía envalentonarse con el gol.

Doce minutos más tarde, Boca consiguió un tiro libre cerca del arco Académico. Parecía ser Monzón el candidato perfecto para sacar un fierrazo al ángulo, pero quien sorprendió fue Somoza, disparando muy cerca del arco de Racing. Boca quería más, y Racing no reaccionaba.

Luego de esta chance, el partido se desdibujó totalmente y ninguno de los dos equipos volvió a crear peligro. Apenas a los 40, un pelotazo de Mouche que se fue desviado. Vale destacar que a los 44 del segundo tiempo, Rivero se fue expulsado y de esa falta; Teófilo Gutiérrez consiguió una chance que García pudo salvar.

Boca ganó, y quizás le sirva para impulsar la moral del equipo. Racing, por su parte, deberá pensar en esta derrota como un ejemplo para corregir errores.

Por último, García fue la figura del encuentro, salvando gran cantidad de veces al conjunto de La Ribera y corrigiendo la paupérrima actuación de la fecha anterior.

19 de febrero de 2011

UN TOMBOLINI DE EMOCIONES

Por Matías Antonelli
Parece que Olimpo está decidido a quedarse e primera, venció a Gimnasia, en la Plata, por 3 a 1, dejando al “lobo” en descenso directo, y poniéndose en zona de promoción. Los goles fueron marcados por Federico Domínguez (3´), Ezequiel Maggiolo (26´) y Martin Rolle (31´), para la visita y Córdoba para los locales.

Parece que la lluvia le sienta bien al aurinegro, que en sus dos presentaciones soportó el mal clima y terminó con dos victorias que lo alejan de la tan temida zona de descenso.

Aunque el primer tiempo fue totalmente para Gimnasia, que probó a Tombolini desde todos los ángulos, con Córdoba demostrando ser un delantero de temer, Guillermo Barros Schelloto enchufadísimo y el maestrico Gonzalez inspirado, junto a Rinaudo. Pero el “lobo” se encontró con un Tombolini que parecía impasable.

Tapando todos los tiros desde afuera del área, ahogando un mano a mano a Rinaudo después de que el volante dejara tres jugadores en el camino y el “melli” lo dejara de frente al uno aurinegro con un pase ”riquelmeano”.


Olimpo fue de contra, siempre intentando por abajo, tuvo algunas chances Furch, pero el partido era todo de Gimnasia, el trámite hacia recordar a los partidos de visitante del torneo Apertura para el aurinegro. Estaba todo dado para un triunfo del equipo de La Plata.

Pero en el complemento Olimpo pegó rápido, a los 3´m Rolle , figura del segundo tiempo, envió un tiro de esquina que encontró la cabeza de Maggiolo, el balón dio en el poste, y Domínguez bajo el arco se llevó la pelota puesta para poner el 1-0.

De allí en más Olimpo se paró mejor en el campo, Gimnasia fue obligado en busca del empate, y este llegó a los 22´, por medio de Córdoba, un delantero interesante.

Pero Olimpo no se conformó y fue por más, Rolle quedó de frente a Sessa, le picó la pelota, esta dio en el travesaño, y Maggiolo, si un ex Estudiantes (LP), puso el 2-1.

El “Lobo” fue descontrolado, desarmado en busca del empate, dejando espacios para que Rolle se convierta en la gran figura del segundo tiempo. En una pelota que parecía controlada por un defensor local, el “enano” la buscó, la robó e intentó tirarla por encima del cuerpo de Sessa, este tocó la pelota con las manos fuera del área y tuvo que dejar el campo de juego antes de tiempo. En el tiro libre posterior, Rolle se vistió de aquel gran jugador que vimos en la “B” Nacional, y con un toque sutil puso el 3-1 final.

Dos caras mostró Olimpo, una en el primer tiempo, en la demostró todas sus falencias, dejó en evidencia cuales son los errores a corregir por De Felippe, y otra totalmente diferente en el complemento, siendo eficaz, acertando los pases, apretando en cada rincón de la cancha, dejando en claro que para ningún rival será fácil vencer a un equipo que parece haber entendido como se juega en primera división.

Olimpo dejó la zona de descenso directo, es puntero, aunque esto mucho no importa, y promete ir por más la próxima semana en el Carminatti ante Godoy Cruz.

17 de febrero de 2011

¡¡HASTA SIEMPRE FENÓMENO!!

Por Gastón del Torto
El lunes 14 de febrero de 2011 quedará en la historia del fútbol mundial porque Ronaldo Luís Nazário de Lima, mejor conocido como Ronaldo, se despidió del deporte en el que se destacó, en el que brilló. Y se fue, entre otras cosas, habiendo superado a Gerd Muller en la puja por ser el máximo goleador en la historia de los Mundiales, con 15 goles. Nada más y nada menos que una decena y media de tantos en la competición futbolística más importante del planeta.

El fútbol pierde a un hijo prodigo, a un hijo que siempre le brindó lo mejor, que hizo de este deporte una cuestión estética. Y aunque últimamente no estaba físicamente como en sus años de esplendor, mantenía su cuota de magia.

La enfermedad que lo llevó a abandonar se conoce como hipotiroidismo y se produce por insuficiencia de hormonas tiroideas. Dichas hormonas son esenciales para la función de cualquier célula del organismo; ayudan al crecimiento, al desarrollo y a la frecuencia cardíaca, entre otras. Algunos de los síntomas que presenta son: cansancio, debilidad, somnolencia, aumento de peso y de colesterol. Pero no hay porque resaltar lo malo con las maravillas que realizó Ronaldo en su carrera.

Su primer equipo en primera fue el Cruzeiro. Sin embargo, su contratación no fue de un día para el otro ni por medio del azar. El astro brasileño venía impresionando a toda Sudamérica tras haber anotado 59 goles en 57 partidos con la selección Sub 17 de su país.

En el PSV, primer club europeo, comenzó a demostrar que, además de ser un jugador exquisitamente técnico, también era un goleador nato. Se despachó con 42 goles en 46 encuentros. Digno de un juego de Play más que de la vida real.

En Barcelona su historia no fue diferente, incluso si era posible, fue mejor. Apenas un año le alcanzó para transformarse en el mejor jugador del mundo. El más desequilibrante, estético y eficaz de todo el planeta. Sin ir más lejos, en ese 1997, se convirtió en el más joven en conseguir, en un mismo año, el Balón de Oro, entregado por la revista “France Football”, la Bota de Oro (goleador de todas las ligas) y el premio FIFA World Player. Hay una frase que dice que una imagen vale más que mil palabras; justamente con esa intención va el video de su gol al Compostela (Click aquí). Tal vez al lector le interese saber que lo hizo cuando tenía solo 20 años.

Nadie jamás podrá saber que hubiera sido de la vida de este fenómeno si habría jugado más tiempo en el Barcelona. A causar de problemas con el Presidente del momento, Josep Lluís Núñez, aceptó las 4 mil millones de pesetas (24.040.484 euros) que ofreció el Inter. En el equipo “Culé” completó otra temporada alucinante en cuanto a cantidad de goles: 47 en 49 partidos.

En 1998, jugó su primer Mundial como titular y figura. Es así que terminó coronándose el mejor jugador de la competencia. Sin embargo, no fueron 40 días más en su vida: El sábado 11 de julio (el día previo a la final), tras el almuerzo, su compañero de cuarto, Roberto Carlos, salió de la habitación alertando al resto del equipo al grito de: “¡Ronaldo se muere!”. Aquellos que lograron ingresar a la pieza lo vieron llorando, con los músculos encogidos y echando espuma por la boca. Minutos después se desmayó. El médico de Brasil reconoció los síntomas: “Convulsiones epilépticas o algún problema neurológico. Aún así terminó jugando la final, más allá de que no podía hacerlo. Él mismo, tras la derrota con Francia 0-3, declaró: “Es cierto, yo decidí jugar, aunque lo hice con un miedo terrible. Perdimos el Mundial, pero yo gané otra Copa, la de la vida…”

Tras el Mundial retomó su carrera normal en el Inter. Pero a comienzo de la temporada 99/00, durante el encuentro contra el Lecce, llegó la primera de tantas lesiones que castigarían su rodilla derecha. En este caso, una rotura parcial del tendón rotuliano.

Su vuelta se postergó hasta el 12 de abril del 2000, pero ese mismo partido, frente a Lazio, se terminó de romper ese mismo tendón. Esta vez, se mantuvo alejado de las canchas por más de un año. Aún así, para sorpresa del público brasileño, fue convocado por Luiz Felipe Scolari para el Mundial de Corea – Japón 2002.

Y una vez más volvió a dar cátedra en la cita mundialista. No sólo consiguió su segundo Copa (USA 1994, sin jugar siquiera un minuto), sino que se despachó con 8 goles, dos en la final contra Alemania. El segundo con una definición suave a un palo que dejó en ridículo a Oliver Kahn.

Tras la buena actuación, el Real Madrid puso sus ojos en él. Para contratarlo, el club merengue desembolsó poco más de 44 millones de dólares. Así, abandonó el Inter (problemas con el DT, Héctor Cúper) y se unió al equipo llamado: “Galácticos”, en referencia a las figuras mundiales con las que compartía plantilla como: Zidane, Raúl, Owen, Beckham, Figo, Roberto Carlos y Casillas, entre otros. En ese equipo ganó una copa Intercontinental, una Supercopa de España y una de Europa y dos Ligas.

Finalmente, a raíz de inconvenientes con su entrenador, Capello, continuó su carrera en el AC Milan. Pero otra vez la rodilla derecha sufrió una rotura ligamentaria. No sólo eso, además, comenzó a evidenciar insuficiencia hormonal en la glándula tiroidea lo que le produjo un considerable aumento de peso.

Un nuevo Mundial se avecinaba, la chance de superar al alemán Muller como el máximo goleador en la historia estaba a sólo un paso, a 3 goles. El 27 de junio de 2006, en Dortmund (Alemania), contra Ghana por los octavos de final, anotó el gol que lo convirtió en el jugador con más anotaciones en copas del mundo, 15.

Tras ese record, y en medio de varios problemas físicos, recayó en el Corinthians donde recibió apoyo de la gente pero críticas de parte del periodismo, que lo trató de gordo y de viejo. Jamás valoraron el hecho de tener a un grande jugando en su país natal. Aún así, las pinceladas de buen fútbol, de magia, seguían allí; en esa pierna derecha, lastimada a lo largo de los años, pero que mantenía la belleza y precisión.

En toda su carrera, Ronaldo marcó 423 goles en 624 partidos oficiales. Una bestialidad si pensamos en la calidad de equipos en los que jugó. Pero tuvo una cuenta pendiente, una realmente grande: Nunca pudo ganar una Copa de Campeones. Una negativa entre tantas positivas (la mencionadas anteriormente, además de ser el segundo goleador histórico de Brasil, detrás de Pelé, con 62 tantos).

Darte las gracias es lo mejor que podemos hacer. Gracias por tanto fútbol, por tanta técnica, por todo. De corazón espero que pueda cumplir su último deseo: Jugar un partido con la camiseta de Brasil… ¡Hasta Siempre Fenómeno!

16 de febrero de 2011

LA SERIE ESTÁ ABIERTA

Por Emmanuel Pollora
El Emirates de Londres fue el gran anfitrión de este espectáculo que lamentablemente dejará en el camino a uno de los dos equipos que quizás, son los dos que mejor fútbol despliegan dentro del campo de juego. La UEFA Champions League los volvió a cruzar, esta vez en los Octavos de final, y fue el Arsenal quien con goles de Robin Van Persie y de Andréi Arshavin le dieron la victoria a los Gunners ante el Barca que se había puesto en ventaja con el tanto de David Villa.

El Arsenal es sin lugar a dudas el equipo que trata de imitar a los catalanes, el único que sostiene la misma ideología futbolística, aunque es cierto que no cuenta con el gran potencial de jugadores ni tampoco con la cantidad de logros de los españoles. Si a esto se le suma el cruce que protagonizaron en los cuartos de final del 2009 –se impuso el Barcelona-, la final del 2006, que Lionel Messi nunca convirtió goles ante equipos ingleses en Inglaterra y que Francesc Fábregas, uno de los jugadores más buscados por el blaugrana, era titular en los locales, estábamos en presencia de un partidazo.

Y así fue. A pesar del resultado final, el Barcelona dominó el encuentro casi en su totalidad pero le faltó la capacidad necesaria para cerrar definitivamente el partido. El Arsenal corrió siempre detrás de la pelota, cosa a la cual no está acostumbrado y trató de hacer lo que pudo frente a un adversario que de habérselo propuesto pudo haber sentenciado la serie en el encuentro de ida.
El primer cuarto de hora fue bastante prometedor para los dirigidos por Arséne Wenger que pudieron ponerse en ventaja luego de una gran maniobra de Walcott que tocó con Fábregas, quien con una extraordinaria asistencia dejó a Van Persie en una manifiesta posición de gol, pero el holandés no pudo con Víctor Valdés. Pero luego de esto, el juego de los Gunners se fue diluyendo y el Barca empezó a hacer circular la pelota y a crear peligro para el arco defendido por Wojciech Szczesny. Fue así como a los 25’, Messi habilitó a Villa y este definió entre las piernas del arquero y puso el 1 a 0 para los catalanes. El gol agrandó al Barca que pudo haber sacado una ventaja mayor en esa primera parte. De hecho, el juez de línea anuló un tanto de Messi por una polémica posición fuera de juego.

En el complemento el juego se emparejó en la cantidad de llegadas aunque el balón siguió en posesión del conjunto dirigido por Josep Guardiola. El Arsenal inquietó con remates desde afuera del área de Van Persie, mientras que al Barca le faltaba el último pase para poder aumentar el marcador. Messi tuvo el segundo, a los 67’, luego de una gran asistencia de Andrés Iniesta pero definió apenas afuera ante la salida de Szczesny.

El Barcelona perdonó y le dio vida al Arsenal, que creció en gran medida con el ingreso del ruso Arshavin. A los 78’ Van Persie recibió dentro del área un pase de Gael Clichy y con un fuerte remate y con la complicidad de Valdés, que descuidó el primer palo, puso el empate. El Barca comenzó a lamentarse por no haber definido el match y el Arsenal, con el ánimo por las nubes, consiguió el segundo cuatro minutos más tarde. Con los catalanes en ataque, Samir Nasri inició el contragolpe, se metió dentro del área y tocó hacia atrás para Arshavin que encontró a Valdés a contrapierna y puso el 2 a 1 definitivo. En el final pudo empatarlo el Barca aunque los Gunners también pudieron haber marcado el tercero.

El Arsenal ganó el primer duelo pero la serie está claramente abierta. El 8 de marzo volverán a verse las caras en el Camp Nou con una curiosidad: en los choques anteriores de Champions protagonizados por estos equipos, el Barca siempre salió victorioso. Se enfrentaron en la 1999-2000 con triunfo del Barca por 4 a 2 en Londres y un empate 1 a 1 en España, en la final del 2006 disputada en París, que ganaron los catalanes por 2 a 1 y la pasada temporada lo hicieron en Cuartos de final, cuando luego de igualar 2 a 2 en el Emirates, los blaugranas se impusieron por 4 a 1 en Catalunya. El 8 de marzo se verá si se mantiene la paternidad de los catalanes o si los londinenses cortan la racha negativa.

EL MEJOR ARRANQUE

Por Matías Antonelli
Bajo una lluvia que duró casi los 90 minutos del encuentro, Olimpo derrotó por 2-1 a Banfield, en la primera fecha del torneo clausura, los goles los anotaron en primera instancia el marcador central del “taladro” Víctor López (3´), igualó para el local David Vega (19´) y terminó de sellar el resultado Carlos Salom (45), todos los goles fueron en la etapa complementaria.

Los jugadores aurinegros se cansaron de repetir que era vital empezar este torneo con un triunfo ante el siempre complicado Banfield, y que mejor manera para conseguirlo, y llevar el ánimo hasta las nubes dando vuelta el resultado nada menos que en el último minuto del partido.

El trámite del encuentro había arrancado parejo, los equipos se prestaban la pelota y contaban con algunas jugadas de riesgo, con la visita apostando a un juego mas mezquino e intentando lastimar en alguna contra, diferente planteo propuso Olimpo, que parece no querer cambiar su estilo de balón al ras del piso y juego combinado, buscaba desequilibrar con Rolle como enganche dos volantes por afuera que lleguen y dos centro delanteros. Aunque le costó romper la siempre la férrea línea de cuatro con la que cuenta el equipo dirigido por el “gallego” Méndez.

A los 3´ del complemento el árbitro Delfino cobró una falta inexistente en el borde del área de Olimpo, y Banfield fiel a su estilo no desaprovechó su oportunidad, centro al primer palo, cabezazo de López y uno a cero para la visita. Aparecían nuevamente los fantasmas del torneo apertura. Omar De Felippe optó por el ingreso de Furch por Bareiro para intentar doblegar a su rival, y empezó a ser el dominador del encuentro, con Banfield replegado. Y a los 19´una pelota que quedó picando fuera del área y Vega sacó un gran zurdazo cruzado al ángulo para lograr empatar el encuentro.

De Felippe volvió a meter mano en el equipo, ingreso Salom por Ricci, pasó a jugar con un 4-2-2-2, y fue en busca de lo que tanto se había hablado en la pretemporada, ganar como sea el primer partido. Maggiolo tuvo dos chances con remates dirigidos al arco que fueron contenidos por Bologna. Pero los aurinegros no bajaron los brazos y a los 45¨Rolle giró dentro del área y sacó un potente, zurdazo, Bologna no contuvo y en el rebote apareció Salóm para que el Carminatti reventara de alegría.

Este primer encuentro dejó cosas positivas, una mejoría en el juego aéreo, aunque haya sido de esta forma el gol visitante, por momentos Olimpo jugó a un toque y en cuatro pases llegó al área rival, la velocidad de los jugadores parece estar a la par de la de sus rivales, algo que en el campeonato anterior le costó mucho.

Encima cayeron Quilmes y All Boys, empató el “lobo”, aunque ante San Lorenzo, pero esto jugó a favor de los Bahienses.

La próxima semana partido de los que se dicen que son de seis puntos, visita a Gimnasia en el bosque, en caso de conseguir una victoria Olimpo dejaría la zona de descenso directo.

14 de febrero de 2011

LA ORDINARIEZ SE HIZO PRESENTE EN VICTORIA

Por Gastón del Torto
En medio de un partido increíblemente ordinario, donde se luchó mucho más de lo que se jugó, River y Tigre empataron en Victoria 0-0 por la primera fecha del Torneo Clausura 2011, por lo que se mantiene la diferencia de cuatro puntos a favor del equipo de Rodolfo Arruabarrena en referencia a la tabla de promedios.

Seguramente, como es común en el inicio del campeonato, muchos dirán que el desempeño de los equipos tiene que ver con que todavía están cargados por la pretemporada. Pero ni esa “frase hecha” ni cualquier otra podrá explicar porque, tanto River como Tigre, jugaron así de mal. En cierta forma, Juan José López había avisado que este equipo sería bastante conservador de visitante, sin embargo, particularmente hoy jugó con cinco defensores (Juan Manuel Díaz y Paulo Ferrari venidos a mediocampistas) y con Mariano Pavone solo arriba.

El partido en sí se caracterizó por tener miles de jugadores luchando, trabando y despejando la pelota en el mediocampo. La imprecisión también se hizo presente, ambos equipos erraron pases cortos y sencillos. Por el contrario, a casi nadie se le ocurrió jugar la pelota por abajo, juntarse, abrir la cancha e intentar llegar con claridad. Paradójicamente los dos terminaron el encuentro con tres delanteros, en un intento desesperado por conseguir la victoria.

Los enganches de River, Erik Lamela (no tuvo un buen partido) y Manuel Lanzini, se pudieron encontrar a penas dos veces durante el partido: Una vez en la primera parte que derivó en un tiro desviado de Pavone y otra en la segunda donde sucedió lo mismo con Ferrari. Aún así el “Millonario” dispuso de las mejores ocasiones; la más clarita fue la del ex hombre de Estudiantes de La Plata, que se sacó dos jugadores de encima, tiró un centro-arco que Leandro Caruso no pudo empujar. Por su parte, Tigre, intentó llegar mediante centro para Denis Stracqualursi y pelotas paradas pero ninguna tuvo rédito, salvo un rebote que Mariano Echeverría tiró por encima del travesaño.

Ojalá que ambos equipos se hayan guardado algo de fútbol para la segunda fecha. Por lo pronto, River jugará el próximo domingo, de local, contra Huracán y Tigre enfrentará el lunes a Arsenal en el Viaducto.

13 de febrero de 2011

TOMBA DE LA GLORIA

Por Juan Cuccarese
El partido a disputarse esta tarde en la Bombonera traía varios condimentos que lo hacían un partido interesante: La vuelta de Román, la expectativa por ver al “candidato de todos”, las realidades distintas que mostraban Godoy Cruz (de gran rendimiento el torneo anterior) y Boca (una pésima campaña durante el Apertura), y el debut de los dos flamantes DT, el Polilla y Falcioni.

Todo parecía comenzar favorablemente para el conjunto xeneize, con un desborde de Pablo Mouche y un posterior remate de Calvo que rechazaría Torrico a los siete minutos. A los 13, un inofensivo centro por la izquierda de Villar se convertiría en gol tras un error de Javier García y un remate de cabeza de Ruben Ramírez. Godoy Cruz golpeaba rápido, y esto parecía afectar seriamente al conjunto de La Ribera. Ocho minutos después se repetiría el error de García, y esta vez sería Miranda quien anotaría el gol, pero la jugada fue convalidada debido a un offside del delantero Tomba.

Dos minutos después, Erviti y Battaglia se encargarían de traer peligro por medio de dos remates bien controlados por Torrico, y solo cinco minutos luego, Román desperdiciaría una chance increíble de cara al arco. Boca iba, pero no conseguía convertir. A los 37 minutos y tras un tiro libre de Román, era Battaglia quien sacaría un remate increíble desde tres cuartos de cancha, pero Torrico nuevamente salvaría al conjunto mendocino volviéndose la figura del encuentro.

Tras esta arremetida de Boca, Godoy Cruz se pondría en ventaja nuevamente tras un centro de Pablo Miranda y un fortísimo remate de Ruben Ramírez, que Javier García apenas vería. Dos a cero, y las cosas se ponían feas para el conjunto de Falcioni.

A los 41, Román sacó un remate increíble que se estrelló contra el poste de Torrico, y Boca seguiría sin poder disminuir la desventaja. Sobre el final, Mouche quedó solo frente a Torrico pero no logró convertir. Así moría el primer tiempo, con un 2 a 0 merecido para el equipo de Mendoza.

En el segundo tiempo, el Tomba golpeaba nuevamente a Boca con un gol de Torres a los 6 minutos, pero el conjunto xeneize lograría descontar un minuto después con un buen remate de Walter Erviti.

Este gol trajo esperanza al conjunto xeneize, quien arremetería a lo largo de todo el segundo tiempo sin poder conseguir goles. Boca se mereció descontar pero muchas imprecisiones, sumadas a la buena defensa del equipo vestido de azul, hicieron que todo siguiera tres a uno a favor de Godoy Cruz.

Finalmente, a los 47, Carlos Sanchez, quien fue el jugador más desequilibrante de Godoy Cruz, conseguiría estampar el 4 a 1 y la goleada para el Tomba. Godoy Cruz ganó, gustó y goleó; y el Polilla Da Silva tuvo un debut impresionante. Es una incógnita que pasara por la cabeza de Julio Cesar Falcioni, pero sin lugar a dudas Boca tiene materia prima y tiempo para desarrollar un mejor juego. Queda mucho, apenas pasó una fecha, pero Boca debe cambiar urgentemente algunas cuestiones en defensa, y el Tomba debe mantener este altísimo nivel para lograr repetir su increíble campaña.



SI COLOMBIA, NO LONDRES

Por Gastón del Torto
En la última fecha del hexagonal final del Sudamericano de Perú 2011, la Selección Argentina venció a Colombia 2-0 y selló su participación para el Mundial Sub 20 que comenzará el 29 de julio en tierra cafetera.

Más allá de las dificultades, Argentina comenzó el encuentro predispuesta a convertir la mayor cantidad de goles para luego esperar una ayuda uruguaya. Recién comenzada la transmisión de TyC Sports, alrededor de los 12 minutos de partido, Facundo Ferreyra fue tomado dentro del área y el árbitro decretó penal que luego el mismo jugador convertiría con suspenso. A priori, la propuesta de Perazzo fue más ofensiva que de costumbre pues Mauro Díaz, Michael Hoyos y Rodrigo Battaglia integraron el mediocampo titular. De hecho así se vio en la cancha: un equipo más unido, que no recurrió tanto al pelotazo sino a la jugada asociada. Hoy Argentina intentó jugar. Es cierto que por momentos la imprecisión se adueñó del partido, pero la manera, la intención, fue otra.

A los 31, tras un tiro libre de Hoyos, la pelota le quedó servida a Bruno Zuculini a metros del arquero y el volante de Racing no la desaprovechó. El partido de pronto tomaba otro color; Argentina 2-0 arriba y todavía con una hora por jugar. Incluso, los chicos de Banfield tuvieron, en una misma jugada, la oportunidad para aumentar: primero Ferreyra después de un centro y luego Nicolás Tagliafico, ambas bien resueltas por el arquero cafetero Andrés Mosquera. También Mauro Díaz tuvo la suya, recién comenzado el segundo tiempo, el línea le invalidó un gol por una supuesta posición adelantada que no existió.

El hecho de que no se hayan consumado esas ocasiones, más la expulsión infantil del delantero de Boca Sergio Araujo a los 8 minutos de la última etapa, terminaron por desmoronar las intenciones de Argentina. A partir de allí se vio un equipo desplomado anímicamente, con pocas ganas y que nunca logró volver al partido. Le cedió la pelota a Colombia, que tuvo sus chances, pero siempre encontró a Esteban Andrada muy bien ubicado y seguro, tanto de arriba como de abajo, sin rebotes, atento y ágil.

De hecho fue lo mejor que mostró el seleccionado nacional en el campeonato. Aunque también fueron para destacar las actuaciones de la defensa: Hugo Nervo, Germán Pezzella, Leonel Galeano o Leandro González Pires y Nicolás Tagliafico tuvieron una buena producción y completaron un certamen más que aceptable. A su vez, el chico Battaglia fue lo más clarito y ordenado de Argentina. Jugó, marcó e hizo lo que pudo ante planteos algo mezquinos. Por último, Juan Manuel Iturbe, a pesar de las intermitencias en su juego, fue de gran ayuda para el equipo que en más de una ocasión dependió exclusivamente de él para ganar. Muchas veces individualista, pero con arranques vertiginosos, demostró que a pesar de sus jóvenes 17 años tiene mucho para dar.

Por el contrario, aquellos jugadores que en la previa se suponía serían las figuras, terminaron decepcionando. El caso puntual es el de Araujo que llegó a Perú con muchas expectativas para el público y terminó siendo expulsado en un momento importantísimo. También desilusionó Funes Mori, con experiencia en primera, su aporte sería fundamental pero ni siquiera ingresó en el último partido. Algunos escalones más abajo aparecen Hoyos y Díaz. Ambos buenos prospectos de Estudiantes y River, respectivamente, pero que no terminaron de explotar sus habilidades en el torneo.

Tras este pantallazo general del Sudamericano solo se puede recordar que Argentina terminó tercera detrás de Brasil y Uruguay. Dichas selecciones junto a Ecuador y, naturalmente, Colombia serán los países que representarán a América del Sur en el Mundial. El sorteo de los grupos se realizará en Cartagena el próximo 27 de abril.

11 de febrero de 2011

¿QUIENES SON TUS CANDIDATOS?, HAGAN SUS APUESTAS

Por Diego Carrizo
En la Argentina, una vez más el fútbol renueva las esperanzas de todos los fanáticos. Se acerca el inicio del Clausura con novedades y recambios. Por eso, es dable destacar que este torneo tiene depositada la mirada no sólo de los equipos que pugnan por ganarlo sino de aquellos que aspiran a un lugar en las copas y de los que pelean por no descender.

Velez, Estudiantes y Argentinos Jrs. han sido los protagonistas de la temporada pasada, los tres se encuentran afectados a la Copa Libertadores puesto que la atención está centrada practicamente en el torneo continental. El club de Liners ha mantenido la base del año interior -salvo la venta de Somoza- y en ese sentido corre con una leve ventaja respecto al resto. En tanto que "el Pincha", que casi no compró, ha recibido un simbronazo por la inesperada renuncia de Alejandro Sabella lo que generó cierto malestar en algunos referentes del plantel -Verón, De Sábato-, sobretodo por la cantidad de partidos en disputa para un año muy competitivo. Pese a ello sus directivos contrataron a Eduardo Berizzo, quien debuta como entrenador con un proyecto que desde el vamos está predestinado a seguir los pasos de su mentor, Marcelo Bielsa. Por último "el Bicho", que vuelve a una disputa internacional después de mucho tiempo, contando con la experiencia goleadora que puede llegar aportar el paraguayo Santiago Silva para los dirigidos por Pedro Troglio.

De los equipos el que mejor se ha reforzado es Boca, con nuevo técnico y nuevos jugadores. Donde hasta ahora Falcioni ha ensayado durante los partidos de verano un planteo algo defensivo pero efectivo , por lo que se rescata dominio del juego y solvencia en la mitad del terreno. Entre las nuevas caras Somoza y Rivero aportan cosas interesantes, ajustándose a una rúbrica más solida en el mediocampo. Aún se espera la vuelta de dos históricos: Battaglia y Riquelme, más la inclusión de Walter Erviti para aportarle técnica en la distribución del juego. Cabe destacar que este plantel es de lo mejor que presenta la actualidad del fútbol de primera división, por lo que la expectativa generalizada viene creciendo con el correr de los días.

Del resto de los "grandes" quienes aparentan tener mejor semblante son los dos de Avellaneda. Racing, con la vuelta de Franco Zuculini en defensa y por otro lado el buen momento de su delantero estrella, el colombiano Giovanni Moreno. Mientras que Independiente con su sorpresiva levantada en los últimos meses ha logrado un recambio futbolístico pulsado por su técnico Antonio Mohamed, lo que le valió la obtención de la Copa Sudamericana y la clasificación a la Copa Libertadores. En cuanto a San Lorenzo y River su situación es sumamente apremiante, por un lado el equipo de Ramón Díaz ha hecho incorporaciones en sectores claves trayendo al delantero peruano Giancarlo Carmona y al defensor ex All Boys Jonathan Ferrari, por lo que se ve un equipo sin figuras rutilantes y plagado de juveniles para un torneo en el que están obligados a ganar.

Respecto al club de Núñez, tanto sus jugadores como dirigentes conviven con una realidad compleja y sin contar con noticias alentadoras. En principio las negociaciones no han obtenido resultados favorales, tomando por caso la frustrada transferencia de Rogelio Funes Mori. En segundo lugar, es el que menos incorporaciones hizo, teniendo en cuenta las necesidades que urgen para esta temporada. Pero el problema central pasa por la desorbitante deuda del club ya que según el último balance las cifras arrojadas fueron de 200 millones de pesos, lo que genera una alarmante situación financiera en la entidad riverplatense. De esta manera "el millo" decidió economizar y apostar a lo que tiene para afrontar este duro torneo, con el objetivo primordial de cosechar una holgada cantidad de puntos para escaparle a la promoción.

De la tabla de abajo la gran incógnita es Gimnasia y Esgrima La Plata. El cuadro platense sabe que tiene su ultimátum, por eso contrató a Ángel Cappa como entrenador buscándo una identidad al juego y por si fuera poco repatrió a su "alma mater" e hijo pródigo, Guillermo Barros Schelotto como el gran salvador. Difícil encomienda para ambos, pero no imposible.

Todavía queda por definir quién sería la revelación, en el caso de All Boys con Ortega a la cabeza, que intentará repetir la buena campaña del año anterior, Lanús con la vuelta de Mauro Camoranessi al ámbito local, tal vez Tigre queriendo rememorar sus viejas épocas con Diego Cagna a través de la dirección técnica del "Vasco" Arruabarrena, quizás Newell's o Banfield que siempre dan pelea hasta el último tramo.

Futuro incierto para este nuevo torneo en el fútbol argentino. Las cartas están echadas, sólo falta que la bola ruede y nada más.

10 de febrero de 2011

VUELVE EL FÚTBOL, ¿VUELVEN LOS GRANDES?

Por Facundo García

A poco días del inicio de un nuevo torneo en el fútbol Argentino las expectativas se vuelven a renovar, y no las expectativas de unos pocos, sino que la de todos, por que si algo diferencia a nuestro fútbol del resto del mundo es que todos sienten que pueden ser campeón.

Desde el apertura 2008, cuando se consagró el Boca de Carlos Ischia, que uno de los cinco equipos denominados grandes no pude llegar a la gloria. En el último torneo los equipos mas poderosos siguieron demostrando sus falencias y solo dos (River y Racing) terminaron entre los 10 primeros.

Esta vez pareciera que los grandes quieren volver a ser lo que fueron, realizaron grandes incorporaciones e intentaran derribar a los “nuevos grandes” de nuestro fútbol, Velez y Estudiantes.

Boca pareciera ser el mayor candidato, sus incorporaciones y su actuación en el verano lo han puesto en ese lugar, y eso que aún Falcioni no esta del todo conforme con el plantel, quiere seguir sumando jugadores.

Racing aparece en un segundo escalón, con incorporaciones y una base encabezada por el bueno de Gio Moreno quiere olvidar los promedios y de una vez por todas mirar los puestos de arriba.

San Lorenzo, Independiente, y River aparecen un poco mas abajo, pero igualmente con aspiraciones a conseguir el título. Diferente es la actualidad del rojo que se encontró con la clasificación a la copa Libertadores y esto podrá ser algo muy bueno, pero también algo bastante malo teniendo en cuenta que los de Mohamed deberán mejorar en el ámbito local si no quieren comenzar a sufrir con los promedios.

River y San Lorenzo están en silencio, sobre todo los de Nuñez que incorporaron solo un jugador, pero pueden dar el batacazo.

Los 5 “grandes” están bien preparados, quizás no de una manera excelente pero si de una forma mejor de lo que habían hecho hasta el momento.

Como si todo esto no fuera suficiente para que el torneo sea emocionante, también este es un campeonato definitivo para saber quien se queda en primera división y quien pierde la categoría. ¡Atención! Esto podría convertir los partidos en guerras, algo bueno para los ojos de los que estamos detrás del televisor, pero no tanto para los protagonistas.

La espera valió la pena, cada vez falta menos para dejar de lado las especulaciones, cada vez falta menos para que los domingos dejen de ser aburridos, cada vez falta menos para llenar ese espacio que solo el fútbol nos llena.

Salud fútbol Argentino, y gracias por volver…