12 de agosto de 2012

Boca levanta cabeza, sin Román


Por Juan Cuccarese / @jcuccaok


Por la segunda fecha del Torneo Inicial 2012, Boca Juniors recibía a Tigre con la ilusión de corregir los errores reflejados en su caída por la primera fecha y mantenerse en un nivel similar al mostrado frente a Racing durante la semana, en la obtención de la Copa Argentina. El conjunto de Victoria, por su parte, llegaba a La Boca con la ilusión de confirmar todo lo bueno que había mostrado durante el certamen anterior.

En un partido que ilusionaba tanto por el nivel del visitante como por el importante cambio anímico que había mostrado el local, ambos defraudaron y brindaron un espectáculo aburrido e impreciso. Gano el que acertó a la hora de definir, ya que ambos contaron con pocas chances y regalaron mucho la pelota.

A los 7 minutos del primer tiempo, la chance sería para Tigre: Pérez García recibía la pelota tras una buena jugada en conjunto del Matador, se perfilaba y definía de zurda; pero Ustari respondería de forma correcta despejando la pelota al corner. Apenas 7 minutos más tarde, Viatri sacaría un buen remate desde lejos, pero Javier García respondería deteniendo la pelota en dos tiempos. Durante la primera parte no sucedió mucho más, excepto una jugada a los 40 minutos que fue discutida ya que parecía haber un penal dudoso para Tigre, pero las repeticiones mostrarían que el árbitro estuvo bien en no sancionar la pena.

Para la segunda parte, el conjunto de Arruabarrena saldría a buscar el gol. Al minuto de juego, un buen centro al área no alcanzo a ser empujado por Maggiolo, por lo cual Schiavi pudo desviarla al tiro de esquina. El juego ofensivo propuesto por el equipo azulgrana permitía que los mediocampistas de Boca gozaran de más espacio, situación que el Xeneize aprovecharía.

A los 12 minutos, Sánchez Miño asustó con un centro bombeado que se marchó apenas arriba del travesaño. Apenas tres minutos más tarde llegaba el primer gol: Nicolas Blandi recibiría un pase de Sánchez Miño, enviaría un centro y la pelota se desviaría para quedarle justo a Chávez, que definiría de zurda contra la izquierda de García para poner el 1 a 0.

Boca no jugaba mejor que Tigre, pero había aprovechado la situación más clara. Aún así, luego del gol el partido siguió siendo parejo y deslúcido. Galmarini tendría una buena chance a los 21 minutos, cuando sacaría un misilazo desde fuera del área, pero la pelota se iría alta. La réplica Xeneize no se hacía esperar y llegaría dos minutos más tarde, en forma de gol: Lucas Viatri recibió atrás de la medialuna, se acomodó y la colocó al palo derecho de García, que estaba adelantado. 2 a 0 para el local, que sin merecerlo sacaba más distancia.

Las últimas dos ocasiones del partido serían para el visitante: a los 24, un centro de Leone sería conectado de cabeza por Torassa, pero se iría arriba; y a los 44 un disparo lejano de Galmarini asustaría a Ustari, pero también se marcharía alta. Final del partido, y tres puntos para Boca. Cosas del fútbol: se puede jugar bien y perder, o jugar mal y ganar. Esto último le sucedió a Boca, que de todas formas generó algunas situaciones más que su rival, pero a nivel juego dejó mucho que desear. La próxima semana recibirá a All Boys, buscando posicionarse entre los punteros.


No hay comentarios: