18 de agosto de 2012

Bien de la cabeza



 Por Juan Cucaresse / @jcuccaok


Luego de una semana tranquila tras la victoria frente a Tigre, Boca afrontaba la tercera fecha en La Bombonera frente a All Boys buscando sumar puntos para dar pelea en el Torneo Inicial 2012. El equipo de Falcioni, si bien había vencido 2 a 0 en su anterior encuentro, estaba jugando en un nivel irregular y no parecía reflejar en la cancha el resultado obtenido. All Boys, por su parte, venía de dos empates por 1 a 1 y quería sumar sus primeros tres puntos en este torneo.

Apenas un minuto luego de iniciado el partido, sucedió lo que todo hincha de Boca se veía venir: Guillermo Burdisso, que estaba teniendo su debut con la camiseta Xeneize, convertía de cabeza el 1 a 0 tras una mala salida de Cambiasso. Guillermo conseguía así continuar con su tradición de anotar en cada uno de sus debuts con equipos argentinos, y poner arriba al equipo local apenas iniciado el encuentro. 

A partir del gol de Boca, All Boys comenzó a atacar y a llegar más que su rival, en busca del empate. Un par de centros pasados amagaban con traer el gol visitante, pero parecía que no pasaba nada, hasta que se produjo un tiro libre peligroso en campo del Xeneize. Le pegó Juan Pablo Rodríguez y, entrando por el primer palo, Borghello desvió de cabeza para poner el 1 a 1, a los 14 minutos. El equipo de Pepe Romero empataba rápido y le agregaba emoción a un partido que parecía dinámico.

Hasta los 30 minutos All Boys dominaba la posesión y las chances, pero luego el partido se emparejó y ambos equipos llegaban con disparos lejanos pero precisos. A los 40, el Albo pudo haberse puesto arriba en el marcador con un gol de Borghello, pero el juez de línea Viola anuló el tanto por un offside inexistente. Apenas tres minutos después, tras un centro de Chávez, Santiago Silva metía un cabezazo contra el palo izquierdo de Cambiasso para poner el 2 a 1 Xeneize.

Para la segunda parte, Boca tendría problemas con algunos jugadores: antes de iniciar, Ustari se iría reemplazado por D’Angelo debido a una lesión. El Xeneize, nuevamente, golpearía en el arranque: Había pasado solo un minuto del segundo tiempo cuando Clemente desbordó por izquierda y envió un centro al medio para que Silva convirtiera el 3 a 1 y fabricara así su primer doblete con la casaca azul y oro. El equipo de Julio César sacaba más distancia y comenzaba a cerrar el resultado.

Luego del gol, Boca relegó posesión y espero para meter una contra letal cuando tuviera ocasión. El conjunto de Floresta decidió ir nuevamente a buscar el empate, y tuvo una chance de descontar a los 14 minutos, pero un disparo de Morel se estrelló contra el palo. De allí al final del partido, All Boys llegaría un par de veces más sin la claridad suficiente, mientras que Boca desperdiciaría dos chances claras con Viatri. Final del partido, 3 a 1 y tres puntos más para Boca, que suma así 6 unidades en tres fechas.

Figura del partido para Sánchez Miño, que demostró (una vez más) que tiene el nivel suficiente para ser número puesto en el once titular, por regularidad, por sacrificio y por talento. Buen partido en general, y para destacar, el primer doblete de Silva con la de Boca. El pueblo Xeneize sueña con que, de una vez por todas, sea este el arranque goleador del Pelado y la repuntada final de un Boca que es preciso en el ataque pero no encuentra un estilo de juego definido.

12 de agosto de 2012

Boca levanta cabeza, sin Román


Por Juan Cuccarese / @jcuccaok


Por la segunda fecha del Torneo Inicial 2012, Boca Juniors recibía a Tigre con la ilusión de corregir los errores reflejados en su caída por la primera fecha y mantenerse en un nivel similar al mostrado frente a Racing durante la semana, en la obtención de la Copa Argentina. El conjunto de Victoria, por su parte, llegaba a La Boca con la ilusión de confirmar todo lo bueno que había mostrado durante el certamen anterior.

En un partido que ilusionaba tanto por el nivel del visitante como por el importante cambio anímico que había mostrado el local, ambos defraudaron y brindaron un espectáculo aburrido e impreciso. Gano el que acertó a la hora de definir, ya que ambos contaron con pocas chances y regalaron mucho la pelota.

A los 7 minutos del primer tiempo, la chance sería para Tigre: Pérez García recibía la pelota tras una buena jugada en conjunto del Matador, se perfilaba y definía de zurda; pero Ustari respondería de forma correcta despejando la pelota al corner. Apenas 7 minutos más tarde, Viatri sacaría un buen remate desde lejos, pero Javier García respondería deteniendo la pelota en dos tiempos. Durante la primera parte no sucedió mucho más, excepto una jugada a los 40 minutos que fue discutida ya que parecía haber un penal dudoso para Tigre, pero las repeticiones mostrarían que el árbitro estuvo bien en no sancionar la pena.

Para la segunda parte, el conjunto de Arruabarrena saldría a buscar el gol. Al minuto de juego, un buen centro al área no alcanzo a ser empujado por Maggiolo, por lo cual Schiavi pudo desviarla al tiro de esquina. El juego ofensivo propuesto por el equipo azulgrana permitía que los mediocampistas de Boca gozaran de más espacio, situación que el Xeneize aprovecharía.

A los 12 minutos, Sánchez Miño asustó con un centro bombeado que se marchó apenas arriba del travesaño. Apenas tres minutos más tarde llegaba el primer gol: Nicolas Blandi recibiría un pase de Sánchez Miño, enviaría un centro y la pelota se desviaría para quedarle justo a Chávez, que definiría de zurda contra la izquierda de García para poner el 1 a 0.

Boca no jugaba mejor que Tigre, pero había aprovechado la situación más clara. Aún así, luego del gol el partido siguió siendo parejo y deslúcido. Galmarini tendría una buena chance a los 21 minutos, cuando sacaría un misilazo desde fuera del área, pero la pelota se iría alta. La réplica Xeneize no se hacía esperar y llegaría dos minutos más tarde, en forma de gol: Lucas Viatri recibió atrás de la medialuna, se acomodó y la colocó al palo derecho de García, que estaba adelantado. 2 a 0 para el local, que sin merecerlo sacaba más distancia.

Las últimas dos ocasiones del partido serían para el visitante: a los 24, un centro de Leone sería conectado de cabeza por Torassa, pero se iría arriba; y a los 44 un disparo lejano de Galmarini asustaría a Ustari, pero también se marcharía alta. Final del partido, y tres puntos para Boca. Cosas del fútbol: se puede jugar bien y perder, o jugar mal y ganar. Esto último le sucedió a Boca, que de todas formas generó algunas situaciones más que su rival, pero a nivel juego dejó mucho que desear. La próxima semana recibirá a All Boys, buscando posicionarse entre los punteros.


9 de agosto de 2012

Supercopa de España: Barcelona vs Real Madrid


El Barcelona, después de haberle ganado en la copa del Rey al Athletic de Bilbao, se vuelve a encontrar con el Real Madrid por la final de la Supercopa de España.

El Barça de Guardiola siempre ha disputado esta competición durante los 4 años que el técnico ha estado en el banquillo, y, de momento, ha ganado todas las ediciones.

El FC Barcelona volverá a disputar la Supercopa de España, por cuarto año consecutivo, después de llevarse la Copa del Rey contra el Athletic Club. Y, de nuevo, el primer equipo azulgrana se verá las caras con su máximo rival, el Real Madrid, como ya ocurrió el año pasado. En la edición anterior, los barcelonistas se llevaron el título tras empatar en la ida a domicilio por 2-2, y de imponerse por la mínima en la vuelta en el Camp Nou por 3-2.

El enfrentamiento de la Supercopa tendrá un aliciente añadido. Será el primer título que Tito Vilanova disputará como entrenador del FC Barcelona tras la marcha de Pep. Tito, por tanto, se estrenará en un partido inmejorable: el Clásico Barça-Madrid. Sin embargo, Vilanova tendrá que vivir su debut desde la grada, ya que está sancionado con un partido por los incidentes ocurridos en la anterior edición de esta competición. Sucederá lo mismo con José Mourinho, aunque el entrenador madridista se perderá la ida y la vuelta del torneo, ya que su sanción es de dos partidos

Las Entradas Supercopa España 2012 ya están a la venta y se espera un lleno total en el estadio.

6 de agosto de 2012

Boca Jrs: La gira mas costosa


Por Juan Cuccarese / @jcuccaok

Que toda nueva temporada trae ilusiones renovadas a los equipos, es algo que ya se sabe. Pero también es cierto que no todos tienen la posibilidad de arrancar con el pie derecho. En esta ocasión, y por la primera fecha del Torneo Inicial 2012, Boca tuvo un comienzo poco auspicioso y cayó por 3 a 0 frente al recién ascendido Quilmes. Cauteruccio en dos ocasiones y Garnier fueron los encargados de sentenciar la goleada frente a un Boca que se mostró en bajo nivel. 

El Cervecero arribaba con toda la ilusión de una nueva vuelta a Primera y trataba de ponerle las cosas difíciles a un Boca que venía con un viaje 48 horas antes, pero que de todas formas tampoco mostraba muchas ganas en la cancha. La posesión fue uno de los pocos aspectos del juego en los cuales el trámite fue parejo: en el resto, Quilmes estuvo por encima de Boca la mayoría del partido.

A los 12 minutos llegaba la primera sorpresa del partido: Mal rechazo por parte de un defensor Xeneize, la pelota rebotaba en un jugador de Quilmes y así iba a parar a los pies de Cauteruccio, que fusiló a Ustari antes de que éste achicara y puso el 1 a 0 para el local. Rapidamente, el Cervecero sacaba ventajas y dejaba anonadado a un Xeneize que recién se estaba armando. Para colmo de males, cinco minutos más tarde Santiago Silva sería expulsado: tras una dura falta, tuvo una reacción infantil y pateó a su rival. Pitana no dudó y le mostró la roja directa.

Iban 33 minutos, y Quilmes seguía siendo superior. Aún así, Boca tuvo una posibilidad de descontar, pero Pitana no compró: tras un centro, un empujón desvío a Viatri, quién igualmente exageró la falta y no consiguió el penal. Cinco minutos más tarde, Cauteruccio desbordaba por izquierda y enviaba un centro bajo que Diz no podía conectar en el centro del area. A los 46 minutos, cuando el primer tiempo se iba a su fin, Clemente Rodríguez intentó sorprender a Trípodi de lejos, pero el arquero la desvió al córner.

Para la segunda etapa, Quilmes se mostró más agresivo en la zona de ataque, pero relegó la posesión a un Boca que estuvo falto de ideas y no pudo aprovecharla. A los 12 minutos llegó un centro para Caneo, que remató de volea, pero la pelota se fue al lado del palo. Tres minutos más tarde, llegaría un nuevo gol para el local: Caneo enviaría un centro desde la izquierda, un delantero la dejaría pasar entre las piernas y Garnier llegaría solo por atrás para poner el 2 a 0.

Si Boca se mostraba sin reacción con el primer gol, esto tumbaba las ilusiones del equipo de Falcioni. Sin embargo, el Xeneize comenzó a levantar nivel y pudo llegar a descontar: a los 27, un centro de Clemente se transformaría en una volea en los pies de Chávez, pero se iría por arriba del travesaño. Siete minutos después, un nuevo remate lejano de Clemente sería desviado espectacularmente por Trípodi, de gran desempeño.

Cuando parecía que Boca se prendía en el partido, llegó el gol que liquidó el resultado: Caneo disparo desde la medialuna y Ustari dio rebote, pero Cauteruccio fue más rápido que los defensores y llegó para empujarla y poner el 3 a 0 final. El Estadio Centenario desbordaba de alegría y Boca no encontraba respuesta a un resultado tan contundente.

Finalmente, Quilmes se llevó los primeros 3 puntos del torneo. Boca jugó mal y pagó caro las distracciones y la infantil expulsión de Silva. Si el equipo de Julio César quiere mostrarse como protagonista del Torneo, deberá prestar mayor atención en el campo y salir más despierto y a buscar el resultado. Como la historia demanda.