21 de enero de 2013

Boca Juniors: el día después del superclásico


Por Manuel de la Torre @koala2000


Derrota en el primer clásico del año, muchas cosas malas para remarcar pero también algunas buenas.
 

El primer duelo lo ganó Ramón, 2 a 0, aunque sea un partido de verano, cuenta; al equipo no se lo vio nada bien, realmente parecía el Boca de Falcioni, el último Boca de Falcioni.


El Xeneize empezó el partido con todas las ganas, siendo mucho más agresivo y ordenado que River, uno se ponía a pensar que Boca podría dominar todo el partido y ganarlo, claro.


En esos primeros minutos, aunque en realidad, fueron varios minutos del primer tiempo en que Boca dominó el partido, podemos destacar una gran jugada de Paredes dando un pase exquisito para dejarlo mano a mano a Silva con Barovero; el pelado lo erró como viene siendo costumbre hace tiempo, el uruguayo tiene que afinarse en la definición, viene errando mucho goles que lo puede llegar a hacer hasta Guido Suller.


Luego de esos minutos en que Boca dominó, no vamos a mentir, River fue superior en el resto del partido, tenían a un Mauro Díaz entonado, y uno de los mejores jugadores del fútbol argentino como lo es el uruguayo Mora, una pesadilla para los defensas de Boca; que dicho sea de paso, se comían los enganches de todos los jugadores del contrario, muchachos, ¡No tienen que tirarse en todas las jugadas para bloquear!, es como decía a un amigo, tenemos a dos centrales que se tiran por todo, y en el banco tenemos a Cellay, que es peor.


Vamos con los laterales, empezamos por el 4, el negro Sosa, que empezó muy bien el partido, yendo y viniendo constantemente, tirando buenos centros y siendo muy sólido abajo. Con el correr del partido fue bajando, pero me gustó, hacía mucho que no se veía a ese Sosa, por lo menos, en Boca nunca se lo vio bien.


Clemente Rodríguez sin lugar a dudas fue la figura de Boca, muchísimo huevo, iba y venía todo el tiempo, defendió, atacó, estuvo rápido, me cansé de aplaudirlo, en mi casa (cuak!), esperemos tener a ese Clemente de ahora en adelante.


Voy para atrás, con Orión. Creo que hizo lo mejor que pudo hacer, tal vez en el segundo gol tuvo algo de responsabilidad, Mora pateó al medio, pero igual, Burdisso estaba en cualquier lado, no creo que se lo pueda criticar por algo al 1.


Sigo con Somoza, que sigue siendo el mismo del torneo pasado, hace 1 bien y 10 mal, muy impreciso, deja mucho hueco en el medio, un horror, al igual que Pablito Ledesma, que casi ni tocó la pelota y que ninguno de los dos estuvo cerca del nivel de Erviti, que metió, metió, metió, recuperó muchas pelotas y corrió muchísimo, no sé como va a hacer Bianchi cuando vuelva Sánchez Miño, ninguno de los dos merece estar afuera de la cancha.


El enganche, Paredes, estuvo bien al principio, apareció poco después, no me gustó el partido del chico, creo que se lo buscó poco también, si el equipo en si hubiera jugado mejor el pibe la rompía.


Y casi terminando, los delanteros. el Laucha muy véloz en el partido, y muy gambeteador, pero terminó muy mal, y el Tanque no tocó una pelota y no ganó un cabezazo, muy pobre de los dos.


Ya casi terminando, digo que los que entraron, Ribair y Viatri, estuvieron pocos minutos como para sacar conclusiones. Una cosa, ojo con el 9, ojo con Viatri, me parece que Bianchi le gusta mucho y me animo a decir que se perfila para ser titular.


El próximo partido del equipo de La Ribera es el 26 de enero contra el Rojo, luego con River en Mendoza el 29 y concluir con los amistosos de verano contra Los Millonarios en Córdoba, en el cual estaré presente.