4 de marzo de 2013

Boca Jrs 1 - Unión sta Fe 3: La Unión no hace la fuerza

 Por Juan Cuccarse @jcucca


Por la cuarta fecha del Torneo Final 2013, Boca Juniors recibía a Unión de Santa Fe con el atractivo de uno de los regresos más esperados de los últimos tiempos: la vuelta al equipo de Juan Román Riquelme, ausente desde Julio del 2012. En un equipo sin ideas, apagado e inconexo, el retorno del fino organizador parecía una luz enorme de esperanzas. En frente, el equipo de Facundo Sava arrastraba la peor racha de su historia: 25 partidos sin ganar (desde Mayo 2012), lo cual le daba aún más esperanzas al hincha de Boca. Pero esto es fútbol, y si hay algo impredecible son los resultados. Unión dio el batacazo y se llevó los tres puntos de La Boca con un contundente 3 a 1.

Apenas arrancado el partido, a los 5 minutos, Unión se ponía en ventaja con gol de Franzoia, pero el árbitro anulaba el tanto por un supuesto offside que nunca existió. A partir de allí, y hasta los 25 minutos, se vio un partido parejo, de mucho ida y vuelta, y sin un claro dominador.

A los 26 minutos, llegaría la primera sorpresa. Buena jugada entre Franzoia y Lizio, y éste último la picaría ante la salida de Orión. Unión se ponía 1 a 0 y dejaba sin reacción a todo el mundo. Para colmo de males, ocho minutos más tarde era Bruno Bianchi el encargado de golpear nuevamente al Xeneize: recibió un cambio de frente y la cruzó al palo izquierdo de Orión para poner el 2 a 0. Impensada victoria parcial del conjunto santafesino, que superaba ampliamente a su rival.

Antes del entretiempo, quien tendría su chance sería el equipo de Bianchi. Riquelme construyó una pared con Clemente, recibió la devolución y disparó desde el vértice del área, pero la pelota se marchó alta. Así, ambos equipos se iban al descanso.

Para la segunda mitad, Boca salió motivadísimo y con un Román muy inspirado. Durante los primeros 15 minutos, el local avasalló a su oponente y llegó numerosas veces, pero no pudo convertir. Al minuto de juego, Erbes conectó un centro de Riquelme, pero el cabezazo se fue alto.

Boca tenía la pelota mucho más que su rival, y se mostraba organizado en el ataque. A los 8 minutos, Riquelme recibió un pase de Silva y sacó un buen disparo, pero nuevamente la pelota se fue por arriba. Apenas cinco minutos más tarde, se repitió la chance, y tras una buena triangulación con Erviti y Clemente, Riquelme remató cruzado y alto.

El buen arranque del local en la segunda parte ilusionaba a los hinchas con una posible remontada, pero Unión dio su última estocada a los 15 minutos y terminó con la esperanza. Un doble error defensivo de Boca (primero Silva tocando atrás para Burdisso, y luego éste tocando al medio) permitió que, tras un remate en el palo, Magnin recibiera sólo para convertir el 3 a 0. Ni el más optimista hincha de Unión podía imaginar semejante triunfo.

Antes del final del encuentro, ambos equipos tuvieron un par de chances más, pero pocas situaciones claras. Palacios tuvo un remate en el palo izquierdo de Perafán (uno de los puntos más altos del encuentro), pero Boca recién descontó a los 43. Buen desborde y posterior centro de Erbes, el mejor jugador del Xeneize, y Silva, quien había tenido una tarde-noche desastrosa, cabeceó para poner el 1-3.

Dura caída del equipo de Bianchi, que no encuentra respuestas para sus errores generales. La vuelta de Román no modificó nada, quizás porque no recibió muchas pelotas, o quizás porque otros errores opacaron una actuación convincente del 10 Xeneize. Está claro que la mayor debilidad del equipo boquense es la zona defensiva, y que deberá corregir los errores rápido. Aún está a tiempo.