28 de marzo de 2013

Trailer de "Esos colores que llevás", la película sobre la bandera mas larga del mundo


La película sobre la bandera mas larga del mundo ya tiene fecha de estreno. "Esos colores que llevás" se va a reproducir en el mítico "Luna Park" el día 1 de Mayo de 2013.

Con la dirección de Federico Peretti, y la invitación estelar de Alonso, Francescoli, Ortega, Almeyda, esta película te explica la pasión riverplatense como ninguna otra.

Acá les dejamos el adelanto


  

Como conseguir tu entrada para "Esos colores que llevás"

Se pondrán a la venta a partir del miércoles 3 de abril a través de Internet (mediante el sitio www.ticketportal.com.ar) o de las boleterías del Luna Park. Los precios de las mismas serán de 40, 70 y 90 pesos según el sector elegido. Además, con cada entrada se entregará el DVD de la película y un retazo de la bandera protagonista de la película.
  

22 de marzo de 2013

Boca jrs 4 - Excursionistas 0: Boca cumplió



Por Juan Cuccarese @jcucca

A no exagerar. No se pueden sacar conclusiones de este partido, debido a motivos varios. El Xeneize jugó bien, pero tuvo en frente a un rival tres categorías inferiores. Sin desmerecer a Excursionistas, la diferencia de categoría pesó mucho, sobre todo en los tramos definitivos del encuentro. Otro de los motivos que no permiten análisis es que el rival tuvo un jugador menos gran parte del encuentro, lo cual condicionó mucho el juego. De todas formas, el resultado sirve. Se ganó, se pasó de ronda y sirvió para que Viatri volviera a convertir y Blandi ratificara su gran nivel. Boca venció a Excursionistas 4 a 0 en el Chaco, y así clasificó a octavos de final de la Copa Argentina.

El encuentro comenzó muy sucio, con mucho juego brusco por parte del Verde y una idea de juego poco clara de Boca, que intentaba ordenarse en la cancha y por momentos lo lograba. Excursionistas se encontró con problemas rápidamente: a los 15 minutos ya tenía un amonestado y un lesionado, lo cual fue mermando su ya de por sí bajo rendimiento. 

A los 21 minutos, el conjunto de Bianchi abrió el marcador: Desborde de Zárate (juvenil que viene demostrando gran nivel en los últimos encuentros) por la izquierda y buen centro para que Viatri definiera abriendo la derecha. Boca se ponía 1 a 0 rápidamente y se acomodaba de cara a los proximos 70 minutos. Apenas tres minutos después Blandi tuvo su chance, pero Malnero salvó a Excursio y dejó el 0-1 parcial.

Tan sólo 10 minutos después, llegó otra de arena para el equipo del Bajo Belgrano: Darío Carpintero se iba expulsado tras una brutal patada a Erbes y dejaba a su equipo con 10. De allí al fin del primer tiempo, Boca superó ampliamente a su rival pero tuvo apenas una llegada más de Viatri, que Malnero logró contener.

En la segunda parte, Boca estiró aún más la diferencia sobre su rival e hizo pesar fuertemente la categoría sobre el Villero. Sebastián Palacios fue una de las figuras excluyentes de los últimos 45 minutos, junto con Blandi y Erbes. Durante los primeros 20 minutos, el campeón de la Copa Argentina peloteó a su rival, que apenas atinó a meter un par de contraataques sin mucha contundencia.

Sobre los 25 minutos, Fontenia le cometió falta a Blandi en el área y Rapallini marcó penal. Ledesma tomó la pelota un minuto más tarde, y con un remate bajo a la derecha de Malnero anotó el 2 a 0. Este gol le daba aún más aire a Boca, que cerraba el marcador más allá del tiempo restante.

Cuatro minutos más tarde, y con el reemplazo y ovación para Erbes de por medio, llegaría el tercer tanto: nuevamente desbordó Palacios por la derecha y, con la pelota sobre la línea de fondo, lanzó un centro al punto de penal, donde Blandi conectó para poner el 3 a 0. Boca definitivamente aplastaba a su rival en el trámite, y esto se reflejaba en el tanteador.

A los 40, llegaría el 4-0: Blandi encaró por la izquierda del área y la picó por sobre el arquero para definir luego. Gran gesto técnico (hubo discusión sobre si fue intencional o no) del joven Xeneize, que le puso las cosas difíciles a Bianchi respecto a la elección del delantero central de aquí en más. El resultado era más que justo y daba una inyección anímica importante al equipo, que venía con problemas para convertir.

Finalizó el encuentro, y Boca pasó de ronda sin complicaciones. En octavos de final puede cruzarse con All Boys o Central Córdoba, y vale recordar que el equipo de Floresta lo venció recientemente. Debía ser un triunfo casi obligado del equipo Xeneize debido a la diferencia de categoría, y Boca cumplió. Como debe ser siempre.

Tigre 0 - Juventud Antoniana (salta) 1: El gran batacazo

Por Mauro Heredia


Juventud Antoniana logró la hazaña en Catamarca al ganarle a Tigre por 1 a 0 con gol de Enrique Triverio. De esta manera, el equipo salteño logró clasificarse a los dieciseisavos de final de la Copa Argentina, donde enfrentará a Banfield.

La previa del partido mostraba que no iba a ser un encuentro con muchas situaciones de gol. Tigre, con la cabeza puesta en la Copa Libertadores y en el torneo local, optó por colocar a la mayoría de suplentes y juveniles en el once inicial para darles un poco de protagonismo a aquellos jugadores que aún no pudieron mostrarse en Primera División.


El primer tiempo no fue de lo más vistoso. Ambos equipos no quisieron arriesgar y buscaron que el encuentro finalizara en igualdad para ir a los penales.


La sorpresa y las mejores situaciones de gol aparecieron en el complemento. El conjunto dirigido por Néstor Gorosito decidió arriesgar y fue en busca de la apertura del marcador de la mano de Diego Castaño, quien fue el conductor del equipo. Asimismo, Matías Escobar también demostró con sus remates de media distancia. No obstante, el rival se mantuvo firme en la defensa y supo aprovechar los errores defensivos para llevarse la victoria.


A los 17` de la segunda parte, Enrique Triverio, el héroe de la noche, recibió un pase de espaldas y de mediavuelta colocó la pelota por encima del arquero Damián Albil, quien ante el disparo no llegó a despejarla. El gol desató la alegría en el banco de los salteños y la sorpresa en el estadio Bicentenario, donde no asistió mucho público.


No obstante, el equipo de Victoria tuvo sus ocasiones de la mano de Javier Carrasco pero el arquero Esteban Dei Rossi tuvo una noche que jamás olvidara y fue otro de los héroes que permitió que los dirigidos por Sergio Albornoz lograran la tan ansiada victoria.


De esta manera, Tigre tuvo su debut y despedida en el certamen mientras que Juventud Antoniana continúa con la racha ganadora ya que antes de vencer al Matador había derrotado a Américo Tesorieri de la Rioja y a Central Córdoba de Santiago del Estero. En la próxima rueda se medirá con Banfield en busca de seguir en la Copa Argentina y de soñar con llegar a la final y consagrarse campeón.

20 de marzo de 2013

Fernando Gago junto a Gillette en la Ceremonia de la Afeitada Oficial de la Selección Nacional



En la tradicional “Ceremonia de la Afeitada”,  Fernando Gago, afiló su look y confianza junto a Gillette, marca número 1 de cuidado masculino de P&G y la afeitada oficial de la Selección Nacional.

Buenos Aires, miércoles 20 de marzo de 2013. En los días previos al partido de eliminatorias donde Argentina enfrentará a Venezuela,  Fernando Gago, jugador  y volante de la Selección Nacional, participó de la tradicional ceremonia de la afeitada de Gillette para afilar su look habitual y su confianza con la nueva línea Gillette Fusion ProGlide

Según Fernando Gago, “es fundamental afrontar todos los desafíos con el máximo nivel de confianza para salir a ganar. Por eso, desde ahora Gillette también forma parte de mi entrenamiento de todos los días”.
 
Vos también podes hacerlo y  afilar tu confianza con la nueva línea Gillette Fusion ProGlide que cuenta con tecnología de punta en sus 5 hojas, ya que son más finas* y tienen un recubrimiento más avanzado que reduce la fricción logrando un deslizamiento sin esfuerzo y una afeitada más cómoda, incluso si te afeitás todos los días. 

¡Afilá tu confianza con Gillette, la afeitada oficial de la Selección Nacional y de los que como vos se preparan todos los días para dar lo mejor!

18 de marzo de 2013

¿Llegó Di Stéfano a jugar un partido de fútbol con el Papa?



Con el reciente nombramiento del nuevo Papa Francisco I no han tardado en aparecer las primeras noticias que relacionan a este Papa con el fútbol, y una de las más sonadas tiene su origen en un artículo redactado por el propio Alfredo Di Stéfano: en él el señor Don Alfredo afirma que tanto el Papa Francisco I como él fueron a la misma escuela en Buenos Aires, de forma que es más que probable que durante algún que otro descanso intercambiaran alguna jugada en uno de los muchos partidos de fútbol que los pequeños siempre echan con muchas ganas en la escuela.

Comenta Di Stéfano que el nombramiento de Francisco I le ha llenado de alegría, y recuerda con añoranza que quizás el Papa era uno de los muchos niños contra los que jugó uno de tantos partidos en los recreos de su escuela. Resulta curioso ver hasta qué punto dos personalidades tan grandes pueden llegar a tener un mismo origen…


Y es que, en el mundo del fútbol las casualidades están a la orden del día. Es por ello por lo que algunas apuestas deportivas pueden llegar a ser espectacularmente rentables si uno consigue tener la suerte de acertar en un pronóstico atrevido, algo que puede realizarse con total seguridad a través de casas establecidas y asentadas en el mercado como por ejemplo William Hill apuestas deportivas; con un equipo técnico disponible las 24 horas y con una interfaz sencilla de entender, probablemente esta es una de las mejores casas de apuestas de todo el mercado español.

Boca jrs 1 - Argentinos jrs 1: De local cuesta más


 
Por Juan Cuccarese @jcucca


A lo Boca. Otra vez se puede decir lo mismo. Porque por historia, Boca es lo que se vio ante Nacional: huevo, huevo y huevo. Y a ganar como se pueda. Pero por presente, por actualidad, Boca es lo que se vio ante Argentinos: un equipo apático, apagado, casi sin ganas. Un equipo que puede arrancar como el mejor y terminar como el peor. Y hoy, el Xeneize empató a lo Boca. Empezó ganando, con un primer tiempo bastante aceptable, y terminó empatando y con riesgo de perder el partido. Argentinos Juniors se llevó un punto de La Bombonera, reducto que parecía invencible en otras épocas y que luce tan vulnerable últimamente, empatando 1 a 1 con el local.

El equipo de Bianchi intentó jugar ordenado desde el comienzo, principalmente desde la defensa: los jugadores trataban de salir de manera limpia, abriendo la cancha y tocando claro. Desde la otra vereda, Argentinos relegó la posesión del balón y se dedicó a contrarrestar ataques y responder de forma punzante, aunque tuvo pocas llegadas claras.

Sobre los 11 minutos llegó la primera chance de gol para el local: tras un centro, Vázquez agarró claramente a Ribair Rodríguez, y Abal señaló el punto de penal. Santiago Silva se hizo cargo un minuto más tarde y cambió el disparo por gol, tomándose revancha del penal estrellado contra el travesaño la semana pasada en Rafaela. El Xeneize estaba 1-0 arriba, merecidamente, y jugaba ordenado, como hace tiempo no sucedía. Pero como era de esperarse, la estabilidad no duró mucho.

El conjunto de Caruso Lombardi (quien regresaba al banco del Bicho) comenzó a contraatacar por las bandas, aunque sin poder entrar al área. Sin embargo, el peligro que le faltaba a la delantera del Bicho lo aportaba la defensa de Boca que comenzaba a fallar, volviéndose tan irregular como de costumbre. A los 35 minutos, Hernández sacó un buen disparo tras un intento de Anangonó pero la pelota se desvió en un defensor y rebotó en el travesaño. El Bicho merecía el empate pero no podía anotar.

Pero aparecieron de nuevo los fantasmas de Boca: A los 46 minutos de la primera etapa, cuando quedaban segundos para la finalización, un córner de Hernández encontró bien parado a Matías Martínez, que conectó con el botín para vencer a Orión y decretar el empate. Terminaba así el primer tiempo, con un empate merecido pero un Xeneize mejor posicionado y con mayor tenencia del balón.

Durante el segundo tiempo casi no hubieron jugadas claras. Apenas algunos tiros desde fuera para el visitante, o algún intento aislado de Sebastián Palacios para el Xeneize “animaron” el juego, que iba decayendo a medida que avanzaban los minutos. Boca no pudo quebrar el resultado, debido en parte a su defensa desordenada y con errores, y también a su mediocampo y ataque sin ideas. No alcanzó con las arremetidas ciegas y sin sentido de Silva, con las (pocas) intervenciones de Martínez o con la sangre joven de Palacios para romper el empate. Argentinos tampoco pudo hacer mucho, y se dedicó a amagar con algún tiro desde media distancia o alguna pelota parada que no hizo daño.

Sobre el final del partido, un defensor de Argentinos tomó a Palacios durante un ataque dentro del área. Abal decidió pasar por alto el agarrón, pero debió haber decretado penal para el local. De todas formas, no es justificativo suficiente para explicar el resultado: Boca empató porque no mereció ganar, porque jugó mal, porque no tiene ideas, y sobre todo porque volvió a la normalidad. Es que, mal que le pese al hincha, esta versión del equipo es más de lo mismo. El Xeneize deja en claro que sólo funciona bajo presión, como bien demostró entresemana en el duelo de Copa. No hay excusas: se empató a lo Boca. O por lo menos, a lo que es la (triste) versión actual de Boca.

17 de marzo de 2013

Vélez 1 - Estudiantes (lp) 1: Empate con sabor a nada


Por Mauro Heredia

Estudiantes todavía no logra ganar en el torneo y, en esta ocasión, igualó frente a Vélez. Fue 1 a 1 con goles de Federico Insúa para los dirigidos por Ricardo Gareca mientras que Leandro Benítez igualó y sentenció el empate.

El conjunto de La Plata volvió a padecer la eficacia a la hora de convertir. Si bien fue el equipo que siempre generó las mejores ocasiones de gol, a la hora de definir la jugada fallaba como le viene sucediendo desde que comenzó el torneo.


El primer tiempo fue dominio absoluto del Pincharatas. La primera ocasión de gol fue salvada en la línea tras un remate de Carlos Auzqui y luego, de tiro libre, Marcos Gelabert estalló un remate en el travesaño. A los 20` Leonardo Jara remató desde afuera del área y el arquero Sebastián Sosa la mandó al córner. El ex jugador de Boca fue una pieza importante en el equipo local al interceder en algunas ocasiones que pudo haber sido goles.


En el complemento, Vélez empezó a generar mayor protagonismo y era Estudiantes quien retrocedía en la cancha. Sin embargo, el partido se tornó muy trabado y con muchas faltas en la mitad de la cancha. Fue un encuentro con grandes cantidades de infracciones y amonestados.


A los 31` del segundo tiempo apareció Federico Insúa y marcó el primer tanto del encuentro. El volante recibió una asistencia de Sebastián Domínguez, encaró mano a mano con el arquero y definió al palo izquierdo para desatar la alegría en el José Amalfitani. El gol fue un baldazo de agua fría para el Pincha y una historia repetida, ya que le ocurrió lo mismo en varias fechas del campeonato.


No obstante, el conjunto visitante reaccionó rápido y llegó a la igualdad gracias a Leandro Benítez, quien había ingresado hace unos minutos. El “Chino” envió un tiro libre al corazón de área pero nadie la llegó a tocar e ingresó al arco ante la atenta mirada de Sosa.


Una de las figuras de la cancha fue Duván Zapata. El delantero de Estudiantes volvió loca a la defensa de Vélez y provocó la expulsión de Fabián Cubero en el final del partido luego que el defensor lo agarró cuando el colombiano se iba sólo al arco.


El partido concluyó en un empate que poco les sirve a ambos equipos. Estudiantes continúa en la sequía de victorias mientras que Vélez volvió a sumar luego de la derrota frente a Belgrano la fecha pasada. No obstante, el equipo se ubica en mitad de la tabla de posiciones y está enfocado en la Copa Libertadores. 

15 de marzo de 2013

Arsenal 2 - San Pablo 1: Un gran paso hacia la ilusión


Por Mauro Heredía @Mauritoo87


Arsenal y San Pablo brindaron un espectáculo esta noche en el Viaducto. Un partido repleto de ocasiones de gol y en las que los arqueros fueron las figuras de la cancha. Asimismo, la obligación de Arsenal de ganar para continuar en la lucha por un puesto para clasificar a la siguiente ronda de la Copa Libertadores fue un condimento extra para completar el gran encuentro que protagonizaron estos equipos. Fue victoria para los de Sarandí por 2 a 1 con goles de Jorge Ortiz y de Cristian Braghieri, ambos desde afuera del área, mientras que Aloísio puso el empate transitorio para el Tricolor.

Los dirigidos por Gustavo Alfaro sabían que tenían que ganar, por lo cual comenzaron el encuentro presionando a la defensa brasilera que se mostró muy imprecisa durante todo el encuentro. A los 6` minutos de la primera parte, Julio Furch tuvo la ocasión para abrir el marcador pero el remate se fue por encima del travesaño. El conjunto local ya comenzaba a avisar desde temprano que no iba a ser un rival fácil de vencer.
No obstante, San Pablo no se achicó frente a la embestida de Arsenal y contraatacó con un remate de Aloísio que Cristian Campestrini de un manotazo sacó en la línea del arco.


El partido tuvo ritmo durante los 90 minutos. La tensión por ganar para el Arse se sintió pero la tranquilidad llegó en el segundo tiempo con los goles de Ortiz y de Braghieri.


El conjunto visitante tuvo varias chances de poder llevarse la victoria gracias a Osvaldo, jugador que desequilibró durante todo el partido y volvió loco a la defensa de Arsenal con sus desbordes por las bandas.
A los 65` Ortiz capturó un rebote y desde afuera del área clavó el primer gol que provocó el desahogo para los hinchas de Arsenal. Gran remate del ex jugador de San Lorenzo, inalcanzable para Rogerio Ceni.


No obstante, San Pablo no se desesperó y en pocos minutos marcó el empate gracias a un desborde de Osvaldo, quien asistió a Aloísio, y el delantero, tras capturar un rebote de Campestrini, empujó la pelota de cabeza para mandarla a la red y hacer enmudecer al estadio.


Incluso, nuevamente Aloísio tuvo otra clara para ponerse en ventaja tras un gran desborde de Osvaldo pero Damián Pérez intercedió en la línea y la despejó.


Cuando el partido culminaba, apareció el héroe de la noche: Braghieri. El defensor interceptó un despeje de la defensa y tras un zurdazo desde afuera del área marcó el segundo gol para que Arsenal se llevara la victoria. La esperanza volvió a renacer y el sueño de lograr una llave para los octavos de final está intacto, porque soñar no cuesta nada y este equipo sabe que con esfuerzo y sacrificio se puede lograr.

14 de marzo de 2013

Harlem Shake Juventus fútbol club


Nacional (u) 0 - Boca jrs 1: La batalla de Montevideo


 
Por Juan Cuccarese @jcucca

Era un partido hecho a la medida de Boca. Partido caliente, bien de Copa. No definitivo, pero si importante, porque una derrota podía complicar mucho al Xeneize. Quizás por eso lo ganó así, sin ser mucho más, suspirando hasta el último minuto. A lo Boca, en definitiva. El equipo de Bianchi se llevó los tres puntos del Estadio Centenario, en una parada complicada. Venció por 1 a 0 a Nacional, con gol de Riquelme de penal, y se acomodó en el segundo lugar del Grupo 1.

El equipo argentino comenzó con mayor dominio del balón, y con Riquelme como eje principal. De todas formas, no atacaba mucho, y Nacional se dedicaba a armar bien sus líneas y cortar el juego rival. La única chance que tenía el Xeneize en veinte minutos era un tiro libre de Román, que Bava despejaría bien. Hasta que llegó el penal para Nacional.
 

A los 21 minutos, tras un foul de Claudio Pérez, el árbitro decretó la pena máxima y le mostró la segunda amarilla al central de Boca, quien debió irse expulsado. Ivan Alonso se hizo cargo del penal, pero su disparo se fue por arriba del travesaño. Nueva chance para el equipo visitante, que se salvaba y tenía 70 minutos por delante para superar al conjunto charrúa.

Desde el penal hasta los 44 minutos se vivió un partido muy disputado, con una leve superioridad de Nacional. Todo se jugaba en media cancha, con pocas llegadas profundas y sin chances claras de gol por parte de ambos equipos. Pero sobre el final del primer tiempo, el árbitro “compensó” y cobró un penal para Boca, por falta de Scotti, de esos que acá se cobran poco y nada.

Riquelme decidió patear el penal, y con un remate alto a la derecha del arquero puso el 1 a 0 que sería definitivo, cuando aún restaba toda la segunda etapa. El equipo del Virrey acomodaba el resultado a su favor y se relajaba para afrontar una segunda parte complicada.

Durante el primer cuarto de hora de la segunda etapa, Boca dominó ampliamente a su rival, aunque sin crear situaciones manifiestas de gol. Pero a partir de los 60 minutos cambió la ecuación de la escuadra local, que decidió salir con el cuchillo entre los dientes para empatar el partido. Allí fue cuando Orión, con una actuación que recuerda a su primer año en el club, comenzó a transformarse en la figura del encuentro.

Si el partido ya se había inclinado definitivamente para el equipo uruguayo, a partir de los 70 minutos comenzaría el sufrimiento para los Xeneizes, que comenzaron a replegarse en la cancha y a defender el resultado. Nacional fue a buscar el partido con todo, de la mano de Recoba, pero aún así no lograba tener una oportunidad clara de convertir. Algunos remates lejanos de Scotti o Damonte no lograron siquiera preocupar a Orión, que respondió con efectividad ante la presión.

Finalizando el partido, llegó la chance más peligrosa de Nacional: a los 87 minutos, Vicente Sánchez quedó sólo frente a Orión, pero el arquero mostró sus reflejos e intervino rápidamente para cortar con la ocasión y quedarse con los tres puntos. Así finalizó el encuentro, y Boca consiguió esta victoria tan ansiada. A lo Boca, como le gusta (aunque a veces no lo digan) al hincha, sufriendo, cortando clavos. Pero gritando, al final, con ese último suspiro, un “Vamos Boca” enorme, casi tan grande como la esperanza de los Xeneizes de que ahora empieza la remontada. Y quien te dice…

13 de marzo de 2013

11 de marzo de 2013

Atlético Rafaela 1 - Boca jrs 1: Mala suerte


Por Juan Cuccarese @jcucca

Mala suerte. Si al hincha de Boca le preguntan que siente en este momento, es que tiene mala suerte. De otra forma sería imposible explicar este empate 1 a 1, que fue injusto cuando se analiza lo que sucedió en el campo. Atlético Rafaela tuvo una leve superioridad durante los primeros 45, pero la supremacía de Boca sobre su rival durante el epílogo fue mucho más amplia, y aún así no pudo llevarse los tres puntos. De todas formas, este empate sirve para cortar la (mala) racha de tres partidos perdidos consecutivos que arrastraba el equipo de Bianchi, sobre todo de cara al encuentro decisivo entresemana frente a Nacional.

Durante los primeros quince minutos, el juego fue totalmente enredado y sucio, disputado únicamente en el mediocampo y trabado. Llegando a los 20 minutos, se dio la primera ocasión del partido: Nicolás Blandi sacó un disparo ajustado desde afuera del área y la pelota se marchó pegada al poste. 

A los 25 minutos, cuando el partido no tenía un dominador claro, llegó el penal para Atlético Rafaela: Jugada enredada en el área Xeneize, y Caruzzo cometió una clara falta sobre López. Un minuto más tarde, Eluchans lo cambió por gol. Así, Rafaela se ponía 1 a 0 arriba y comenzaba a inclinar la cancha.

Con una leve superioridad del elenco local, Boca tuvo una clarísima chance doble para descontar: Primero, a los 33, Albín remató de afuera y la pelota pasó cerca; y un minuto más tarde Blandi levantó la pelota sobre Sara, pero un defensor de La Crema llegó justo para desviar el disparo. El equipo de Bianchi tenía poca fortuna a la hora de definir, y sufría la derrota parcial.

Antes del entretiempo se dieron dos chances más. A los 41 minutos, López sacó un buen disparo y Ustari salvó al conjunto de La Boca. Pero un minuto antes del entretiempo, la oportunidad fue para el visitante: Penal para Boca tras un empujón a Silva. El Xeneize podía descontar antes del descanso, pero el delantero urugayo marró el penal con un tiro al travesaño.

En la segunda etapa, todo lo sucedido se invertía y Boca pasaba a dominar el encuentro. A los 8 minutos, Silva sacó un buen disparo de media vuelta, pero la pelota se fue rozando el palo. Cinco minutos más tarde, la oportunidad la tuvo Sánchez Miño con un disparo colocado que Sara logró detener. El juvenil Xeneize volvía tras una inactividad de varios meses y se mostraba en buen nivel.

A los 37 minutos, luego de que el partido se amansara, llegaría el empate: Gran desborde del pibe Sebastián Palacios, y buen centro para que Blandi convirtiera de cabeza. El 1 a 1 parecía justo, pero Boca merecía la victoria más que su rival. Aún así, Rafaela no se rendía, y a los 42 Vera pudo empatarlo con un disparo que rebotó en la defensa auriazul.

Los últimos cinco minutos se disputaron palo a palo, y ambos pudieron ganarlo sobre el final: Boca tuvo una buena chance con un disparo de Palacios, y Rafaela con otro de Grazzini, que también daría en la defensa Xeneize. Finalmente, Pezzotta terminó el encuentro y ambos equipos se llevaron un punto. No parece un resultado injusto, ya que ambos equipos dominaron un tiempo, pero Boca merecía más por su segunda etapa y su superioridad en la posesión y las ocasiones. De todas formas, no se perdió, y ahora la cabeza estará puesta en el trascendental duelo ante Nacional de Uruguay.

River Plate 2 – Colón (sf) 1: Ponzio es 5, enganche y goleador


Por Leandro Martín Dudkevick @mdudkevich


Esta tarde en el monumental, River venció por 2 a 1 a Colón y se trepó a la punta del Torneo Final, aguardando por el partido de Lanús. Trezeguet y Ponzio marcaron para el millonario.

Nuevamente River se subió a la punta del campeonato
, y pese a que es muy prematuro como para ilusionarse mucho, la victoria llegó en el momento adecuado. La derrota de la fecha pasada ante San Lorenzo en un triste partido, quedó ya en el pasado con el resultado de hoy.


Desde el comienzo, los dirigidos esta tarde por Emiliano Díaz (Ramón cumplió su fecha de suspensión y estuvo en el palco) fueron quienes manejaron la pelota y generaron las primeras chances de gol. Llegado el minuto 11, un tiro libre, con un centro mal ejecutado por Leonardo Ponzio, derivó en una pésima salida del arquero sabalero Diego Pozo, quien intentó rechazar con los puños y le dejó servida la pelota a David Trezeguet. El rey no perdona.


Tras el gol, el conjunto Santafecino comenzó a jugar con mayor fluidez e intentó llegar al gol, aprovechándose de una defensa que cada vez genera más dudas. Sin embargo, en el mejor momento de Colón, el Uruguayo Mora fue el encargado de robar una gran pelota y asistir a Ponzio, quien con un potente remate, aumento la diferencia.


En el segundo tiempo las cosas fueron diferentes. Los sabaleros salieron decididos a ir por el descuento y comenzaron a enloquecer a la defensa local. Sumado a la falta de juego por parte de River, la combinación terminó con el descuento de Emanuel Gigliotti, quien aprovechó un rebote de Barovero y se le adelantó a Bottinelli, para mantener las esperanzas del conjunto visitante. Pero el arquero millonario demostró que cada vez está más a la altura del puesto que lleva, el llamado “arco más grande del mundo”.


Ya con los cambios en cancha, River siguió aguantando y hasta pudo haber ampliado la diferencia de la mano del “Chino” Luna, para terminar el partido con más tranquilidad. 


A destacar el trabajo de Leo Ponzio, quien venía con una notable baja en su nivel y hoy volvió a convertir y sobretodo a jugar bien. Tuvo participación en el primer gol y fue el conductor de un equipo que sigue sin encontrar a su enganche: Mauro Díaz no termina de convencer, y el efecto es muy notorio.


Un buen primer tiempo, en el que se supo lastimar cuando correspondía y un complemento muy flojo; lo importante es que se ganó y River se mantiene en lo más alto del Torneo. Habrá mucho trabajo durante la semana, la posible vuelta del Paraguayo Adalberto Román puede ser la clave para que la defensa recobre esa solidez que tanto le está faltando a River. La próxima fecha, la banda viajará a Rosario para enfrentar a Newells, conjunto que cuenta con una de las delanteras más peligrosas del Fútbol Argentino.


En conferencia de prensa, Ramón Díaz señaló que “si bien el equipo tiene grandes condiciones, aún hay mucho por mejorar”. Es que este River de Ramón, puede que todavía no juegue como el paladar negro del hincha lo desee, pero demuestra que por ahora, le alcanza con ser un equipo contundente, con carácter y determinación.

8 de marzo de 2013

Boca jrs 0 - Nacional (u) 1: Con Riquelme no alcanza

Por Juan Cuccarese @jcucca


Cerrando la primer rueda de la fase de grupos de la Copa Libertadores de América, Boca Juniors recibía a Nacional de Uruguay con la posibilidad de quedar puntero en el Grupo 1 y afrontar la segunda rueda con cierta tranquilidad. En un partido que a priori se planteaba como complicado, el Xeneize dejó pasar una gran oportunidad y perdió por 1 a 0 con el gol de Scotti. Cabe destacar que el equipo visitante jugó con 10 hombres desde los 73 minutos, por la expulsión a Lembo.

Boca arrancó mejor, ya que antes de los cinco minutos tuvo una chance de riesgo con un tiro libre de Riquelme que Pérez no llegó a empujar. El local comenzó proponiendo pero se diluyó rápidamente, y Nacional aprovechó la volteada: a los 20 minutos, Scotti conectó un córner desde el primer palo, anticipando a Pérez, para poner el 1 a 0. El equipo charrúa se ponía en ventaja rápidamente y complicaba al conjunto de Bianchi.

El Xeneize podría haber descontado sólo un minuto más tarde, tras una doble chance de Pérez y Ribair Rodríguez, pero faltó efectividad y suerte en la definición. Antes del fin del primer tiempo, hubieron solamente dos chances más, ambas para el local. Primero lo tuvo Erbes con un disparo lejano que se fue rozando el palo, y luego la chance fue del “Burrito” Martínez con una jugada individual, pero Bava rechazó el tiro con efectividad.

Durante la segunda etapa, el juego se inclinaría hacía el área del visitante, pero casi sin ocasiones de gol manifiestas. Boca adelantó sus líneas, y Bianchi hizo ingresar dos delanteros más, quedando con Acosta, Viatri, Martínez y Blandi arriba; pero ni siquiera así pudo cambiar el cero en el marcador. El Xeneize propuso más que un Nacional acorralado, que cada tanto apostaba al contraataque, y no le alcanzó con eso.

A los 73, tras una protesta airada hacia Amarilla, Lembo se fue expulsado en el equipo uruguayo. Boca pudo aprovechar esta situación, pero el conjunto visitante fue lo suficientemente inteligente como para cerrar la defensa y estrechar las líneas, de forma que el Xeneize no podía arremeter hacia el arco contrario. Cerca de los 85 minutos, Boca pudo empatar con una gran jugada de Erbes, pero su remate se desvió en un defensor y la pelota se marchó por el fondo.

Finalmente, el equipo argentino no pudo torcer el resultado y se llevó un duro 0-1. El resultado dolió, lógicamente, por una cuestión matemática para la clasificación, pero también por la falta de actitud. Hace varios partidos que Boca no encuentra su norte, y se lo nota desorientado. Apenas pueden rescatarse un par de actuaciones; la más clara entre todas es la de Erbes, que juega de todas las posiciones posibles, pero no mucho más. Es preocupante ver que Riquelme, tras ocho meses de parate y sin pretemporada, corre y juega más que varios jugadores que vienen en actividad. Es una incógnita como hará Bianchi para corregir esta falta de fútbol, pero hay una certeza rondando: debe hacerlo urgente.

7 de marzo de 2013

CHAMPIONS: Manchester United 1 – 2 Real Madrid. Hacia la Décima

Por Leticia del Valle Bonache @gazpachera



Un trallazo de Modric y un remate de Cristiano ponen al Real Madrid en la siguiente fase por la Champions. En un partido en el que ambos equipos demostraron ser grandes genios de la estrategia, una expulsión para el Manchester United y la salida de Modric en el Madrid terminaron de inclinar la balanza a favor del equipo español.

Con un resultado final de 2-3, el Real Madrid se planta en Cuartos en la Champions League, a la espera de conocer los futuros emparejamientos, que saldrán a la luz tras el sorteo del próximo 15 de marzo. El encuentro de ayer fue un choque de históricos, un partido con la emoción propia de las grandes noches europeas que enfrentan a grandes equipos de leyenda. 


Una mención especial se merece el estadio de Old Trafford, con un comportamiento del público ejemplar. Ya no solo por la acalorada bienvenida que le brindaron a su exjugador Cristiano, a quien recibieron incluso con carteles que le daban la bienvenida a su casa, sino también por el máximo respeto mostrado al rival, aplaudiendo a los jugadores madridistas cuando abandonaban el campo o brillaban en alguna acción puntual.

Se podría hablar de dos partidos distintos en uno solo. Ferguson ya había afirmado que, una vez que vio los últimos encuentros del Madrid contra el Barça, había encontrado la clave para frenar al Real Madrid. Y no mentía. El Manchester United se encomendó al contragolpe, esperando agazapado pero sin amedrentarse. Fútbol de guerrilla, podríamos decir, una forma de juego que bien conoce ya el Madrid. En este duelo de tácticas iguales, el vencedor de la primera parte fue el United, que supo bloquear al Madrid a la perfección.


El veterano Giggs estaba en la banda derecha, y tapó perfectamente a Cristiano. Los grandes de verdad nunca envejecen. Por activa o por pasiva, ya fuera Giggs o el despliegue de los diablos rojos, el hecho fue que Cristiano estuvo desaparecido toda la primera parte, quedándose sin espacios para moverse, al igual que hicieron con Ozil e Higuaín, que también quedaron encorsetados sin acceso a las bandas.

Pero no quedó ahí este despliegue táctico de los ingleses. Movimiento maestro el de Ferguson, que hizo que Welbeck se pasara los 45 minutos pegado a Xabi Alonso, mermando así la creatividad del Madrid, y obligando a que un Khedira que tenía que jugar de espaldas tomara la batuta del centro del campo. El gol del Manchester United no se hizo esperar entonces, un tanto en propia meta del defensa Sergio Ramos en el minuto 48. El Manchester United se cerró entonces aún más. 


El Madrid tenía poco que hacer ante tal repliegue, una dificultad que quedaba aún más acrecentada por la falta de movilidad que le habían impuesto los locales. Algo que cambió con la expulsión del jugador del United, Nani, rigurosísima, por juego peligroso y no tanto por agresión.

Entonces el United se cerró aún más si cabe. Cerrojazo. El Madrid debía aprovechar ahora su nueva ventaja numérica en pos del movimiento y la creatividad, para lo que Mourinho sacó a Modric. Acertó de pleno. Fue el mismo Modric quien se encargó de subir al marcador el primer gol del Real en el 66´ con un disparo fortísimo desde fuera del área, amén de recuperar así el centro del campo para el equipo español; una zona de la cancha que había sido ninguneada por el devenir del encuentro hasta entonces. 


El Madrid ya podía subir al área contraria con control. El segundo gol del Madrid llegó en el minuto 69 con un remate de Cristiano, previa genialidad de Ozil revolviéndose al borde del área para entregar después el balón a un Higuaín especialmente acertado, que puso el balón a ras de portería para su compañero en un pase maestro, digno de un súperclase. 




ALINEACIONES:


Manchester United: De Gea; Rafael (Valencia, 87´), Ferdinand, Vidic, Evra; Carrick, Cleverley (Rooney, 73´); Nani, Welbeck (Young, 81´), Giggs y Van Persie.

Real Madrid: Diego López; Arbeloa (Modric, 59´), Varane, Ramos, Coentrao; Khedira, Xabi Alonso; Cristiano, Özil (Pepe, 71´), Di María (Kaká, 44´) e Higuaín.

4 de marzo de 2013

Boca Jrs 1 - Unión sta Fe 3: La Unión no hace la fuerza

 Por Juan Cuccarse @jcucca


Por la cuarta fecha del Torneo Final 2013, Boca Juniors recibía a Unión de Santa Fe con el atractivo de uno de los regresos más esperados de los últimos tiempos: la vuelta al equipo de Juan Román Riquelme, ausente desde Julio del 2012. En un equipo sin ideas, apagado e inconexo, el retorno del fino organizador parecía una luz enorme de esperanzas. En frente, el equipo de Facundo Sava arrastraba la peor racha de su historia: 25 partidos sin ganar (desde Mayo 2012), lo cual le daba aún más esperanzas al hincha de Boca. Pero esto es fútbol, y si hay algo impredecible son los resultados. Unión dio el batacazo y se llevó los tres puntos de La Boca con un contundente 3 a 1.

Apenas arrancado el partido, a los 5 minutos, Unión se ponía en ventaja con gol de Franzoia, pero el árbitro anulaba el tanto por un supuesto offside que nunca existió. A partir de allí, y hasta los 25 minutos, se vio un partido parejo, de mucho ida y vuelta, y sin un claro dominador.

A los 26 minutos, llegaría la primera sorpresa. Buena jugada entre Franzoia y Lizio, y éste último la picaría ante la salida de Orión. Unión se ponía 1 a 0 y dejaba sin reacción a todo el mundo. Para colmo de males, ocho minutos más tarde era Bruno Bianchi el encargado de golpear nuevamente al Xeneize: recibió un cambio de frente y la cruzó al palo izquierdo de Orión para poner el 2 a 0. Impensada victoria parcial del conjunto santafesino, que superaba ampliamente a su rival.

Antes del entretiempo, quien tendría su chance sería el equipo de Bianchi. Riquelme construyó una pared con Clemente, recibió la devolución y disparó desde el vértice del área, pero la pelota se marchó alta. Así, ambos equipos se iban al descanso.

Para la segunda mitad, Boca salió motivadísimo y con un Román muy inspirado. Durante los primeros 15 minutos, el local avasalló a su oponente y llegó numerosas veces, pero no pudo convertir. Al minuto de juego, Erbes conectó un centro de Riquelme, pero el cabezazo se fue alto.

Boca tenía la pelota mucho más que su rival, y se mostraba organizado en el ataque. A los 8 minutos, Riquelme recibió un pase de Silva y sacó un buen disparo, pero nuevamente la pelota se fue por arriba. Apenas cinco minutos más tarde, se repitió la chance, y tras una buena triangulación con Erviti y Clemente, Riquelme remató cruzado y alto.

El buen arranque del local en la segunda parte ilusionaba a los hinchas con una posible remontada, pero Unión dio su última estocada a los 15 minutos y terminó con la esperanza. Un doble error defensivo de Boca (primero Silva tocando atrás para Burdisso, y luego éste tocando al medio) permitió que, tras un remate en el palo, Magnin recibiera sólo para convertir el 3 a 0. Ni el más optimista hincha de Unión podía imaginar semejante triunfo.

Antes del final del encuentro, ambos equipos tuvieron un par de chances más, pero pocas situaciones claras. Palacios tuvo un remate en el palo izquierdo de Perafán (uno de los puntos más altos del encuentro), pero Boca recién descontó a los 43. Buen desborde y posterior centro de Erbes, el mejor jugador del Xeneize, y Silva, quien había tenido una tarde-noche desastrosa, cabeceó para poner el 1-3.

Dura caída del equipo de Bianchi, que no encuentra respuestas para sus errores generales. La vuelta de Román no modificó nada, quizás porque no recibió muchas pelotas, o quizás porque otros errores opacaron una actuación convincente del 10 Xeneize. Está claro que la mayor debilidad del equipo boquense es la zona defensiva, y que deberá corregir los errores rápido. Aún está a tiempo.

San Lorenzo 2 - River Plate 0: La Ramondependencia

Por Leandro Martín Dudkevich @mdudkevich

En el Nuevo Gasómetro, River cayó por 2-0 ante un contundente San Lorenzo. Stracqualursi hizo un gol prácticamente en el vestuario y el millonario no supo recuperarse.

El comienzo de la tarde fue por demás anormal. Ramón Díaz se fue expulsado por ingresar tarde al campo de juego y así River se quedó sin DT antes de que empiece el partido. Los de Boedo sorprendieron a una defensa desacomodada y Denis Stracqualursi se encargó de poner el 1 a 0.


Desde el banco, Emiliano Díaz no daba crédito a sus ojos y en ese momento se empezó a ver la peor cara de River en lo que va de la temporada. Una defensa “fantasma” que tuvo errores muy groseros tanto para salir jugando como para detener los ataques rivales. En 15 minutos del primer tiempo, no era goleada de milagro.


Con la moral por las nubes y tras un tiro libre, Mauro Cetto quedó sin marca y no tuvo problemas para transformar en gol el centro. Al minuto 20, San Lorenzo se imponía por 2 a 0 y quería más. 


Las imprecisiones del lado visitante fueron cada vez más y recién cuando le acercaron a Emiliano Díaz un celular para hablar con Ramón, River se asomó al área azulgrana. Un primer tiempo sin lugar a dudas para el olvido.


La única esperanza parecía residir en el vestuario. En aquella charla técnica más necesaria que nunca, quince minutos decisivos. Solo ahí el Pelado podía transmitir la fórmula para un giro de 180 grados.


Así fue como River salió a la cancha con los tres cambios: Rojas por Ledesma, Iturbe por Mauro Díaz, y Luna por Trezeguet. El cambio de actitud fue instantáneo, y el equipo salió a buscar el descuento a toda velocidad. Pero fue por esa misma velocidad, que el juego era desordenado y las ansias a medida que pasaban los minutos empezaban a jugar en contra.


En los últimos minutos, la presión bien ejercida por River a lo largo del segundo tiempo, empezó a flaquear y San Lorenzo finalizó el partido jugando mucho mejor. La Banda se salvó de la goleada pero no del baile


Haciendo un análisis en frío, claramente podemos deducir que la ausencia de Ramón en el banco fue determinante para el desarrollo del partido. El DT fue muy autocrítico en la conferencia de prensa y dijo que la responsabilidad por el resultado era meramente suya. Para ser un poco optimistas hay que resaltar la labor de Barovero, que supo resolver bien en dos mano a mano, algunas cosas de Iturbe y nada más.


A pesar de la tranquilidad de Ramón, lo cierto es que su defensa hoy fue una sombra, Bottinelli sucumbió ante los chiflidos de la hinchada cuerva, Ponzio y Vangioni mostraron un nivel muy por debajo de lo habitual y el resto del equipo no estuvo mejor. Será una semana larga y con muchísimo trabajo por delante, los errores de hoy sirven para mejorar en el futuro. 


Esta historia apenas va por el cuarto capítulo, River tiene pergaminos para salir adelante y seguramente el técnico, a pesar de no poder dirigir el próximo partido en el Monumental, podrá encontrar las variantes para cambiarle la cara a un River que hoy fue más que pobre.

LIGA: Real Madrid 2- 1 Barcelona. Segunda victoria consecutiva contra el eterno rival

Por Leticia del Valle Bonache @gazpachera

Esta vez en Liga, el Real Madrid ha vuelto a imponerse al F.C. Barcelona, con un resultado de 2-1. Con goles de Benzema y Ramos por parte del Madrid y el del Barcelona firmado por Messi, el Bernabéu ha vuelto a presenciar como un Real Madrid con su once secundario ha sabido imponerse a un F.C. Barcelona de gala.

Todos los aficionados esperaban un encuentro descafeinado. La reciente victoria del Madrid por la Copa del Rey y la inminente proximidad del partido que enfrentará al Real Madrid con el Manchester United este martes, hacían presagiar que el Real Madrid no iba a salir precisamente a por todas este sábado, si bien un Clásico siempre es un partido importante para ambos equipos. Tener enfrente al eterno rival motiva sí o sí, y así se vivió el ambiente de este colosal encuentro que siempre paraliza al mundo.

Precisamente esta cercanía del próximo partido de Champions para el Real Madrid hizo que Mourinho jugara a las rotaciones de nuevo. Que Benzemá saldría como nueve y que Modric manejaría el centro del campo era algo que todos los aficionados y periodistas especializados esperaban. Pero la sorpresa estaba en la ausencia de Ronaldo. Quien sí salió de titular fue el canterano Álvaro Morata, que centró su juego en la banda y se asoció perfectamente con Benzema, propiciando que el francés abriera el marcador para el Real Madrid en el minuto 5, rematando un centro de los pies del joven Morata, que se había deshecho de Alves con gran maestría.

El Real Madrid, pese a las ausencias y lo anecdótico de su alineación, estaba en el partido. El guión de los últimos encuentros se repetía, con un Barcelona aferrado a la posesión que no lograba encontrar la garra que le debería llevar a la portería rival. Una maldición culé que el gran Messi pudo romper en el minuto 17, cuando el argentino llegó hasta la portería blanca tras un pase largo de Alves, colándola rasa y consiguiendo el empate para su equipo. Pero después de esto el Barça tampoco cambió la mentalidad ni encontró la fiereza. El Barcelona a veces roza lo quijotesco en ese afán de aferrarse a su estilo de juego, sin encomendarse a ningún plan B.  Y tras su gol, allí se plantó, a jugar al Tiki-taka en el centro del campo, con el Real Madrid esperando en su campo a que pasara algo, pero los internamientos culés no llegaron a cuajar.

En la segunda parte llegarían los cambios del Real Madrid que escorarían finalmente el encuentro a su favor. Mourinho vio que las opciones para hacer daño pasaban por un mayor dominio del centro del campo y una mayor rapidez en el contragolpe, así que sacó a Khedira en lugar de Kaká y a Cristiano por Benzemá. La hegemonía blanca iba a comenzar. Ahora, cada despiste del Barcelona se traducía en un contraataque madridista, mientras Khedira dirigía el centro del campo blanco y Cristiano se internaba con su increíble velocidad, unas situaciones de alto riesgo que Valdés se encargó de controlar. Muy fuerte y seguro bajo los palos, llegó a impedir un gol en mano a mano con Morata, y cubrió perfectamente la portería en un chut potentísimo de Ronaldo de falta, que terminó estrellándose en la escuadra.

Ya en el minuto 81, Ramos se erigiría héroe del encuentro marcando el definitivo 2-1 para el Madrid. Tras un saque perfecto de córner por parte de Modric, el defensa andaluz voló sobre la defensa culé en un impresionante salto que terminó con un gran remate de cabeza. Ahí ya desapareció el Barcelona, que se aferró a un posible penalti para terminar el partido protestándole al árbitro. Pero que los árboles no nos impidan ver el bosque: hoy por hoy, Mourinho tiene la clave para desactivar al F.C. Barcelona.

ALINEACIONES:

Real Madrid: Diego López; Essien, Varane, Sergio Ramos, Coentrao (Arbeloa, 69´); Pepe, Modric; Callejón, Kaká (Khedira, 58´), Morata; y Benzema (Cristiano Ronaldo, 58´)

F.C. Barcelona: Víctor Valdés, Alvés, Piqué, Mascherano, Jordi Alba, Sergio Busquets, Thiago, Iniesta, Pedro (Adriano, 77´), Messi y Villa (Alexis, 67´)